Urbanismo concede la licencia de demolición para Valdepajuelas

  • Unas 180 viviendas sustitutirán a las construcciones deshabitadas que se habían convertido en refugio de indigentes y vándalos, como denunciaron desde La Vid

Menos de una semana ha tardado el gobierno local en dar respuesta a la denuncia de los vecinos de La Vid. En concreto, la asociación denunció a través de este Diario la existencia de multitud de construcciones abandonadas en la calle Valdepajuelas de la barriada, pendiente también de urbanizar. Una demanda histórica de estos residentes que finalmente, y tras peticiones a todos los gobiernos municipales, ha encontrado respuesta con la intervención de la delegación de Urbanismo. Así, los explicó ayer el responsable de área, Juan Pedro Crisol, quien informó de los asuntos urbanísticos abordados en la junta de gobierno local que dio luz verde a la concesión de 16 licencias, entre las que destaca ésta que permitirá el inicio formal de la actuación urbanística en dicha calle de La Vid. De este modo, el gobierno otorga por fin "la licencia por vía de urgencia a la demolición de las edificaciones existentes, viviendas y naves industriales, de la citada vía que se encuentran en un mal estado de conservación y de abandono evidente".

Sin duda, una buena noticia para los vecinos que habían reclamado en multitud de ocasiones una solución urbanística a esta calle, porque sus construcciones se encuentran desde hace años deshabitadas favoreciendo la entrada de indigentes y la proliferación de actos vandálicos. Esta situación, había provocado además que la zona se convirtiera en un foco de insalubridad al acoger vertederos ilegales de escombros y basura.

Crisol informó ayer de que las edificaciones a demoler, que presentan mal estado de conservación en cuanto a su sistema constructivo y peligro de desplome, suman una superficie construida de 7.600 metros cuadrados, si bien el volumen total a demoler será de 333.232 metros cúbicos a los que hay que unir los 4.065 metros cúbicos de las cubiertas de chapa de microcemento con que estaban construidas la mayoría de las naves industriales. Una vez ejecutada la orden de demolición de los inmuebles, "el destino de este solar será la construcción de unas 180 viviendas, aproximadamente, con posibilidad de zonas comerciales, así como nuevas zonas verdes para el barrio y la dotación de un nuevo vial que conectará la Ronda de los Alunados con la Ronda de los Viñedos que permitirá por ende descongestionar la circulación en esta zona densamente poblada".

Al mismo tiempo, la delegación de Urbanismo "ya tiene redactado el Proyecto de Reparcelación de la Unidad de Ejecución, por lo que en breve se someterá a información pública. Una vez concluidos todos los trámites urbanísticos necesarios se comenzará la urbanización de la zona que podría ser una realidad en unos tres meses", apuntó Crisol.

Entre los asuntos abordados también ayer en la junta de gobierno, destaca la aprobación por vía de urgencia de la puesta a disposición del SAS de una parcela de 2.720 metros cuadrados para la construcción del nuevo centro de salud de la Zona Norte que se ubicará, tras el convenio con Cedown.

El resto de licencias aprobadas, hasta un total de 16, corresponden a obras particulares y adaptaciones y reformas de locales y naves industriales. Igualmente destaca la concesión de licencias para construcción de un total de 40 nuevas viviendas en la ciudad repartidas en distintas promociones privadas. En este caso, la inversión de las licencias en el capítulo de viviendas suma un total de 2.900.000 euros y de 1.165.000 euros en el capítulo de actividades económicas. Para Crisol estas licencias y las cifras económicas ligadas a las respectivas obras "son la primera muestra de que la disolución de la Gerencia Municipal de Urbanismo permite mayor agilidad en los trámites, ya que se conceden licencias semanalmente y no una vez al mes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios