La alcaldesa marca el 29-F como fecha para rescatar la concesión de Urbaser

  • Consistorio y empresa mantienen un encuentro "complicado" en el que Sánchez, que dice contar ya con tres alternativas, da quince días para que se garantice "por escrito" una mejora del servicio de limpieza

Comentarios 4

Doce años después de resultar adjudicataria de la concesión del servicio público de limpieza viaria y recogida de residuos, Urbaser está a un paso de hacer las maletas y abandonar la ciudad. Ayer, en una reunión "complicada, larga -de casi dos horas- y de difícil entendimiento" celebrada entre la alcaldesa, Pilar Sánchez, y el consejero delegado de la empresa, Javier Polanco, "no hubo última palabra, nada definitivo", aunque más o menos quedó amarrado el final anticipado de una concesión que expiraba en 2019.

De hecho, según reconoció a este Diario la regidora jerezana, del encuentro de ayer se extrajo una postura muy clara por su parte. Posición que, aunque no quiso considerarla como ultimátum, sí exige que Urbaser ponga "encima de la mesa y por escrito, en quince días, todos los compromisos que tiene con Jerez". Una garantía que, de no cumplirse, supondrá el rescate de la concesión el próximo 29 de febrero, según explicó acto seguido Sánchez, quien advirtió que "el punto de partida es absolutamente irrevocable".

No obstante, la delegación de Urbaser decidió ayer mismo proponer al Ayuntamiento retomar la vía del diálogo, lo que puede hacer pensar en un acercamiento que impida finalmente el rescate del servicio. "Nosotros hablaremos todo lo que haga falta, pero yo he dicho a la empresa que las necesidades de Jerez en materia de limpieza son irrenunciables, la ciudad no está limpia y venimos diciéndoselo a la empresa desde hace mucho tiempo, por lo que no podíamos seguir en la situación de precariedad que la ciudad está viviendo", aseveró Sánchez con determinación, ya por la tarde en un encuentro con los periodistas. En este sentido, matizó que "queremos que Urbaser establezca un calendario de compromisos y de dinámicas nuevas de trabajo porque este gobierno paga y está en condiciones de exigir; abordamos nuestro corriente mes a mes, pagamos y, por tanto, exigimos".

Respecto a lo anterior, la alcaldesa incidió nuevamente en recordar que desde que Urbaser está en la ciudad "nunca había cobrado como ahora" y puso como ejemplo el hecho de que a la concesionaria no se le pagase "una sola peseta" entre 1995 y 2000. Además, insistió en los "vicios" que ha venido adquiriendo la empresa a lo largo de sus años de estancia en la ciudad y, especialmente, en los que mantuvo estrecha relación con el gobierno de Pacheco, que "no le demandaba que justificara nada, no pagaba y por tanto no podía exigir".

Ahora, en cambio, la situación es radicalmente distinta. "No tenemos ninguna animadversión hacia ellos, pero tienen que entender que las dinámicas han cambiado y las actuaciones tienen que ser de otra manera, pues esta es una Administración pública rigurosa y responsable y ellos lo deben asumir", apostilló. En este punto, la munícipe también desveló que en el encuentro mantenido ayer en Alcaldía, Urbaser puso sobre la mesa otros dos millones de euros de deuda municipal no reconocida, para los que solicitó de la empresa "facturas que los justifiquen".

En cualquier caso, según la primera edil, "la ciudad debe estar limpia y tiene que contar con herramientas de gran ciudad que no tiene ahora mismo. Además, la empresa también debe ocuparse de un plan de prevención de riesgos laborales que tampoco existe".

Así las cosas, la alcaldesa no ha dejado nada al azar y ya ha planificado qué ocurrirá si finalmente el Ayuntamiento aborda el rescate de la concesión a finales del mes próximo. A este respecto, aclaró que cuenta ya con tres ofertas de otras tantas empresas encima de la mesa para hacerse cargo del servicio -con el correspondiente pago, se entiende, de un nuevo canon municipal que deberá abonar al Consistorio- previo concurso público y adjudicación, de ahí que afirmase que "tengo todo amarrado por si finalmente rescatamos el servicio". Es más, incluso llegó a apuntar la posibilidad de que en el período de transición que se abra se produzca una "adjudicación provisional".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios