"Cada vez que llueve o hace viento el colegio se queda sin teléfono"

  • El Ampa del Tomasa Pinilla denuncia deficiencias técnicas en el centro, entre ellas las de las recientes obras hechas por la Junta

Una imagen del CEIP Tomasa Pinilla cuando estaban realizando las últimas obras. Una imagen del CEIP Tomasa Pinilla cuando estaban realizando las últimas obras.

Una imagen del CEIP Tomasa Pinilla cuando estaban realizando las últimas obras. / pascual

El Ampa Azul y Blanca del CEIP Tomasa Pinilla ha denunciado el problema existente en el centro con el cableado telefónico, una situación que priva al colegio de tener línea cada vez que las condiciones meteorológicas se complican. El último episodio ha tenido lugar durante la pasada semana coincidiendo con el temporal de viento que azotó la ciudad. No ha sido la única incidencia en los últimos meses ya que durante el periodo de escolarización, los padres han denunciado que "no se podía contactar de ninguna manera con el colegio, sólo a través del teléfono personal de la directora".

Según cuentan desde el Ampa, los problemas telefónicos se iniciaron "hace ahora dos años, debido a la antiguedad de los cables". Sin embargo, ni la delegación territorial ni el Ayuntamiento se han ocupado hasta el momento de la avería "que es un problema de Telefónica con lo cual tienen que ser ellos los que lo arreglen".

Así las cosas, lo cierto es que "cada vez que llueve o hay problemas, como el otro día con el viento, el centro se queda sin línea telefónica ni internet, que ya de por sí es pequeña para todo el colegio y todas las pizarras digitales que hay. No es normal que el colegio se quede incomunicado con esta situación, es como si estuviéramos en otra época", asegura la presidenta del Ampa Virginia López.

La indignación de los padres y madres del centro no acaba aquí, toda vez que las recientes obras realizadas en el colegio por parte de la Junta dejan mucho que desear. Las mismas se iniciaron hace unos meses por parte de la empresa Lirola Ingeniería y Obras SL con un presupuesto de 89.945,34 euros. Entre las principales acometidas, al margen de la consolidación de fisuras en el edificio a consecuencia de obras anteriores, estaban la sustitución de las solerías de tres aulas de Primaria, además de una restitución del pavimiento y la reconstrucción de tabiques.

El Ampa denuncia que una vez finalizadas, se ha comprobado que existen numerosas deficiencias, entre ellas "humedades en el suelo e incluso charcos que se forman en el acceso a ellas", apuntan. Más aún, todo el movimiento de solería producido por dicha empresa ha provocado que los azulejos de estas aulas "estén a punto de caerse, por no hablar de las puertas descuadradas".

Se da la circunstancia de que pese a que ésta ha sido la tercera intervención en el colegio desde 2008. La primera tuvo su propia historia, ya que hasta en dos ocasiones tuvo que ser paralizada debido a los problemas de la constructora. La segunda, iniciada en 2014, tampoco se completó de la mejor manera, toda vez que los problemas estructurales recientemente subsanados fueron producto de esta misma. Lo más grave fue un hundimiento en el suelo de tres aulas, hundimiento que ahora se ha arreglado pero provocando un nuevo inconveniente, el abombamiento de los azulejos de las aulas de Primaria.

Asimismo, se ha informado a la delegación de educación, encargada del mantenimiento de los centros, de la existencia de "unas goteras en un aula de otro edificio. Desde hace tres años está así, y aunque han venido técnicos a verlo, nadie aparece por aquí para arreglarlo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios