La plantilla de autobuses baraja una nueva huelga que podría ser indefinida

  • El miércoles los trabajadores de Urbanos Amarillos decidirán en asamblea las próximas protestas

Comentarios 2

Hoy concluye la polémica huelga de autobuses urbanos. Durante dos semanas los trabajadores de Urbanos Amarillos han dejado en servicios mínimos el transporte en la ciudad, provocando más de una reacción entre los usuarios y gobierno local.

El portavoz del comité, Ángel Morales, reconoció ayer que el balance de esta huelga "es positivo al 100% porque hemos demostrado que esta plantilla está unida, que defendemos nuestros derechos y que en ningún momento vamos a permitir que se pierda, de la noche a la mañana, todo lo que hemos logrado con tanto esfuerzo durante años".

Al no llegar a ningún acuerdo con la empresa Urbanos Amarillos, el comité ha convocado a la plantilla el próximo miércoles para una asamblea de trabajadores. En ella se votará las nuevas protestas que van a emprender porque "seguiremos defiendo nuestro convenio", indicó Morales. De esta forma, aunque serán los empleados los que decidan finalmente las movilizaciones, desde el comité avanzaron que se baraja una nueva huelga de un mes e incluso podría convertirse en indefinida "si la plantilla lo cree oportuno".

En otro orden, los trabajadores de la Fundación Andrés de Ribera cobraron ayer por la mañana la nómina de enero. Hay que recordar que la plantilla convocó movilizaciones con la fecha de celebración de la Pasarela Flamenca en las instalaciones de la Fundación, entre los días 17 y 20 de este mes. Ya la alcaldesa anunció a primero de semana que la partida del dinero "está librada desde principio de mes, lo tienen firmado y con mi autorización. El problema es que tienen dificultades con los embargos de Hacienda y no se nos permite el pago directo". Al final, la plantilla cobró horas antes del inicio de la Pasarela permitiendo que el evento se desarrollara con normalidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios