Los positivos por alcohol al volante descienden un 24% en la ciudad

  • La Policía Local realiza 849 pruebas a conductores en 40 controles desde el mes de enero.

Dos agentes en un control de alcoholemia en la avenida Álvaro Domecq. Dos agentes en un control de alcoholemia en la avenida Álvaro Domecq.

Dos agentes en un control de alcoholemia en la avenida Álvaro Domecq. / Pascual

La Policía Local ha registrado una bajada en el primer trimestre de este 2017 en el número de detenciones relacionadas con la conducción bajo a los efectos del alcohol respecto al año pasado. En concreto, las cifras atestiguan una disminución del 24%. Si en los meses de enero, febrero y marzo de 2016 hubo 46 detenidos a razón de 28 por alcoholemia y 18 por protaginizar además de ello un accidente de tráfico, las cifras este año son 17 positivos por alcoholemia más otros 18 en los que se detectó el estado de embriaguez después de verse involucrados en un suceso. En total, en lo que llevamos de año, se han realizado 40 controles preventivos en distintas vías de nuestra ciudad, en los que se realizaron 849 pruebas. De ello se extrae que sólo el 3% de los conductores da positivo en consumo de alcohol.Del total de expedientes, 25 arrojaron tasas de alcohol a las que corresponden sanción administrativa (0,25 miligramos por litro de aire espirado, cifra que desciende hasta el 0,15 para conductores con menos de dos años de carné y conductores profesionales). En seis ocasiones, debido a que los conductores protagonizaron accidentes de mayor envergadura contra otros vehículos estadionados, impactos contra mobiliario urbano o contra elementos de ordenación del tráfico, los sucesos han desembocado en causa penal. Según la legislación penal, a paritr de 0,6 miligramos por litro de aire espirado, el conductor se podría enfrentar a penas de prisión y a la pérdida del carné de conducir. Y todo ello, teniéndose en cuenta que si se prueba que el alcohol fue el origen de un accidente de tráfico, su consumo se considera un agravante. El teniente de alcaldesa del Área de Seguridad,Francisco Camas, señala que “la bajada notable de conductores sancionados por alcoholemia apunta a cierta mejora en la concienciación por parte de los ciudadanos”. De igual modo, “demuestra la labor preventiva y disuasoria de la Policía Local a la hora de fijar controles en distintos puntos de la ciudad.La irresponsabilidad de quienes conducen bajo los efectos del alcohol puede costar vidas, y como es lógico, nuestra responsabilidad es garantizar la convivencia y evitar conductas que implicar alto riesgo para la seguridad tanto para conductores como para los peatones”.Cabe destacar que los lugares donde se han realizado los controles de alcoholemia, mayoritariamente en horario nocturno y cualquier día de la semana, han sido la rotonda del Minotauro, la rotonda delCatavino, la calle Sevilla, el botellódromo, la glorieta Antonio Páez ‘Rey del vinagre’ y la avenida Puertas delSur.La privacidad, prioritariaLa Policía Local dispone de una furgoneta donde realizar los atestados, para que los conductores que realizan las pruebas de alcoholemia puedan guardar su privacidad si no se niegan a ser sometidos a ella. El jefe de la Policía, Javier Andrada, considera que esto “permite establcer los controles con totales garantías.En este sentido, hay que significar que apenas durante el año tenemos negativa por parte de los conductores a someterse a estas pruebas. Hay que tener en cuenta que la negativa a someterse, legalmente establecida, conlleva una denuncia administrativa o, según el caso, puede considerarse como presunto delito contra la Seguridad Vial”, indica para concluir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios