El pregón, protagonista hoy

  • Como manda la tradición, a mediodía comenzará el acto en el Teatro Villamarta en el que Jesús Fernández de la Puebla anunciará y exaltará la Semana Santa

El pregón de la Semana Santa vuelve hoy a la escena cofrade protagonizando el Domingo de Pasión en un Teatro Villamarta que se volverá a llenar por completo para ser testigos del acto que preludia la Semana Santa a siete días vista. El equipo de la Unión de Hermandades que coordina el consejero Juan Mateos ha madrugado esta mañana para a las ocho horas iniciar el montaje de todo lo que se verá sobre el escenario, tanto los elementos que acompañarán al pregonero como la decoración floral. Además de la presidencia, en la que estarán el obispo y la alcaldesa como máximas autoridades, estará presente en la escenografía la Virgen de la Merced representada en un cuadro junto con la cruz de guía de del Soberano Poder dado que la advocación mariana de esta cofradía es Las Mercedes, un detalle que tiene su pequeña historia íntimamente ligada al pregonero no sólo por la orden en la que está sino también por lo años en los que estuvo relacionado con la hermandad sevillana de Santa Genoveva de la que recibió un pañuelo de la Dolorosa durante su hospitalización. Las flores que Juan Mateos colocará en el escenario estarán dispuestas de forma similar a años anteriores con centros en la cruz y el cuadro de la Patrona, otro en el eje central de la presidencia y otros dos en los extremos. Las flores elegidas son todas blancas destacando las margaritas, los gladiolos y los lilium.

La agenda para el pregonero, que vestirá su hábito mercedario, se abre a las diez de la mañana con el desayuno que le ofrecerá el Consejo en su sede. Jesús Fernández será presentado por José Antonio Zarzana Polo, cofrade de la Amargura, amigo del pregonero e hijo de José Luis Zarzana. Una vez concluya el pregón, cuya edición impresa no se venderá, se ofrecerá el almuerzo en el que el sacerdote mercedario recibirá le nazareno de plata que se le entrega a todos los pregoneros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios