El rebusco

Shakespeare y Jerez

  • Una relación apasionada de literatura y vino. El mejor publicista del sherry.

Una relación apasionada de literatura y vinoSHAKESPEARE Y JEREZ Una relación apasionada de literatura y vinoSHAKESPEARE Y JEREZ

Una relación apasionada de literatura y vinoSHAKESPEARE Y JEREZ

En estas fechas primaverales se celebra en Jerez el Día del Libro. Este año tendrán un papel relevante las figuras de Cervantes y Shakespeare.

Cervantes, en Los Trabajos de Pérsiles y Segismunda, ya alababa la calidad de los vinos generosos mareados: "...se llenaron las tazas de generosos vinos: que, cuando se trasiegan por la mar de un cabo a otro, se mejoran de manera, que no hay néctar que se les iguale".

También hay que recordar la específica mención al jerez en su comedia La entretenida.

Pero de los dos autores es Shakespeare el que más veces lo introduce en las historias de sus obras de teatro. Con él nuestros vinos alcanzan una total plenitud literaria.Y es a su ingenio que tenemos que prestar una mayor atención.

Del monolito al busto

En 1956, los organizadores de la Fiesta de la Vendimia deciden que sea Inglaterra, por motivos más que evidentes, el país homenajeado ese año Esta decisión no fue muy dela agrado de las autoridades oficiales del régimen que por aquellas fechas mantenían una actitud beligerante por el contencioso de Gibraltar.

Con mucha mano izquierda se trató de solventar tan delicado asunto, centrando la atención en la figura de Shakespeare. Por tal motivo, no en vano el Capataz de Honor de ese año fue el inglés Guido Williams, dueño de las bodegas Williams&Humbert, se decidió erigir el monumento a la figura del escritor ingles, obra de Francisco Pinto

El 9 de septiembre de 1956, a las dos de la tarde, se reunía un amplio grupo de personalidades en torno al monolito, entre estos el alcalde Álvaro Domecq, Mr. Pilcher, representante de la Embajada británica, que leyó el monólogo de Falstaff, Alberto Durán, Francisco Paz Genero, Javier López de Carrizosa, y el presidente del Consejo Regulador, José R. García Angulo, entre otros.

La prensa local no hizo ningún reportaje ni reprodujo ninguna imagen en le edición del día siguiente.

Habría de pasar sesenta años para que Jerez volviera a dedicar una obra escultórica a Shakespeare, esta vez un busto obra del artista jerezano José Ignacio Sancho Caparrini. El motivo, celebrar conjuntamente el 400 aniversario de la muerte de Cervantes y Shakespare.

El acto del inauguración se llevó a cabo en un ambiente crispado por la huelga que mantenía la policía local. El sábado 22 de octubre, en la Plaza del Mercado, y ante otro representante de la Embajada británica, Mr. Tom Hemmings, se descubrieron los bustos de ambos escritores.

Los homenajes

Otra fecha destacada en esta relación entre el bardo inglés y Jerez fue la del 21 de marzo de 1957. Un grupo de jóvenes poetas y artistas, reunidos en torno a dos asociaciones culturales jerezanas, organizaron de forma espontánea el primer homenaje a Shakespeare en la ciudad. Entre éstos estaban Manuel Pérez Celdrán, Esteban Pino Romero, Manuel Ríos Ruiz y Juan de la Plata, Sebastián Moya "Cachirulo" y Pepe Benítez Troya.

Poca constancia quedaba de aquella iniciativa, tan sólo en la memoria de los que participaron, ya ue la prensa local no se hizo eco de aquella extravagancia de juventud. Tan sólo la revista madrileña La Gaceta Literaria, dirigida por el jerezano Manuel Ríos Ruiz, recogió una breve reseña del mismo, en el número 91 del 13 de abril de 1957.

La lectura del ejemplar del periódico local, La Voz del Sur, de fecha 23 de abril de 1964, nos sorprende con la noticia de un "Significativo homenaje de Jerez a Shakespeare". Con motivo del Día del Libro Ayuntamiento y Consejo convocan a un selecto grupo de invitados junto al monolito del Parque González Hontoria para rendir tributo al autor de fama mundial que glorificó nuestros vinos en sus obras.

Al acto acudieron el alcalde accidenta, Juan Maldonado, el presidente del Consejo, Salvador Ruiz Verdejo, la viceconsul británica en Jerez Mrs.Swithinbank

bodegueros como Ugo Ungricht, de Sandeman, José Ignacio Domecq González, Mauricio González-Gordon, Pedro Fernández-Gao y Jósé Craven-Bartle, de Bertola, entre otros.

El ramos de flores fue regado con una copa de vino con más de cien años de vejez,que más tarde fue depositado a los pies de la tumba de Mr. Guido Williams.

No se tiene constancia que otro acto de este tipo tuviera lugar en Jerez hasta el 2005, un lluvioso sábado del 25 de noviembre. Por iniciativa de la asociación cultural, Cine-Club Popular, y para denunciar el mal estado en el que se encontraba el monumento, un grupo de amigos preocupados por su conservación se reunieron en aquel lugar para brindar con Jerez por el éxito. Unos meses más tarde la piedra volvía a relucir sin los grafitis que la afeaban.

De estas once ediciones de la tradicional ofrenda floral habría que resaltar la del 2009, cuando poetisa laureada inglesa, Mrs. Carol Anne Duffy, estuvo presente en González Hontoria una vez que supo por parte del Presidente del Cine-Club de la existencia del mismo.

La número seis, en el 2011, se contó con la colaboración del Club filatélico jerezano que emitió un sello y postal conmemorativa con la figura de Shakespeare.

En el 2012, a propuesta de la mencionada asociación, se inauguraría en Puertas del Sur,el 23 de abril, una amplia calle dedicada a William Shakespeare.

La repercusión, y difusión en los medios, que este tiempo ha tenido este sencillo evento, que ha contado con las aportaciones de González Byass y Cruz Vieja, ha servido que muchos jerezanos tengan conocimiento de la existencia de este monumento singular, único existente en nuestro país dedicado a Shakespeare.

La próxima edición, la número doce, tendrá lugar el dos de septiembre próximo

Publicidad y etiquetas

En este panorama local de las relaciones entre Shakespeare y Jerez hay que mencionar cómo ciertas bodegas, en el periodo de la segunda mitad del siglo pasado, recurrieron a su figura y a sus obras para la promoción de sus vinos.

Es el caso de Wisdom&Warter, que para su dry fino, difundido en el mercado anglosajón con el apelativo de Mermaid Tavern, recurrió a uno de los famosos retratos que representan al autor.

Por su parte, Carlos Williams, de Williams&Humbert, dejó patente su admiración por el creador de Falstaff. Dos de sus vinos fueron etiquetados con los nombre de sendas obras de teatro, el amontillado de Winter´s Tale y el medium sweet de As you like it. Los dos destinados para comercialización en los mercados americano e inglés.

El departamento de publicidad González Byass incluyó el rostro del escritor como las últimas palabras del monólogo de Falstaff en Enrique V, segunda parte, en una de sus campañas de promoción del Tío Pepe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios