Fútbol CD Alcalá 2 - Xerez CD 0

Las reservas de sangre logran mantenerse pese a la disminución de donantes

  • Las vacaciones de verano desinflan las cifras de donaciones mientras la demanda de transfusiones permanece constante

Comentarios 1

La época estival es un periodo nefasto para los centros de transfusión sanguínea, que ven como sus reservas de sangre se consumen como todos los días del año, mientras que el número de donaciones disminuye paulatinamente. Sin embargo, las transfusiones siguen siendo necesarias en el día a día de los centros hospitalarios puesto que las intervenciones quirúrgicas no entienden de estaciones. "Las donaciones son irregulares y más bien escasas. Ahora mismo estamos sobre 1.600 hematíes, que no está mal para lo que se consume aquí", declara Antonio Salat, director del Centro Regional de Transfusión Sanguínea de Cádiz, ubicado en el hospital de Jerez. "Esto es una cifra razonablemente buena, teniendo en cuenta la época en la que estamos", aclara Salat haciendo hincapié en que esta reserva se recolectó antes del periodo vacacional, cuando aún los donantes no se han ido de vacaciones. Ese es el principal problema por el que el número de donaciones decrece en verano: los donantes asiduos parten hacía otras ciudades de vacaciones y dejan de aportar su sangre a los centros de transfusión sanguínea.

Las transfusiones de sangre condicionan el número de donaciones que se necesita cada día. A diferencia de lo que se cree, las reservas no decrecen porque haya mayor número de accidentes en verano, descienden porque las donaciones son menores que en cualquier otra época del año. Mientras tanto, los hospitales siguen realizando intervenciones quirúrgicas, ya sean tanto urgentes como las que se habían previsto con antelación.

Ante la necesidad de mantener las reservas de sangre, en verano los centros de transfusión realizan entre dos y tres colectas diarias, de lunes a viernes, por toda la provincia de Cádiz. Salat afirma que respecto a años anteriores la situación ha variado positivamente. Se encuentran en "mejores condiciones y vamos manteniendo nuestro stock". Para suplir la ausencia de esos donantes asiduos que se encuentran de vacaciones, existen unidades móviles que se instalan en las zonas de playa donde la afluencia de personas es mayor, y por ende, la posibilidad de encontrar donantes también. Según Salat, estas prácticas suelen tener éxito.

El área de influencia del Centro Regional de Transfusión Sanguínea de Cádiz lo conforman la provincia de Cádiz y Ceuta. Para su buen funcionamiento, este área necesita cada día de 160 a 180 donantes de sangre para atender la demanda sanitaria diaria. Por ello, es de primera necesidad contar con unas reservas de sangre de 1.000 a 1.200 bolsas de sangre de forma continuada.

Dentro de la programación del Centro mañana, miércoles 12 de agosto, de 19 a 22 horas tiene lugar una colecta de sangre en el salón de los Espejos del Club Nazaret, enclavado en la barriada Nueva Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios