Jerez

Una trastornada se lleva una niña de dos años de un bar de la avenida de Arcos

  • La familia logró arrebatársela tras diez minutos de búsqueda por la zona

Comentarios 8

Una mujer de etnia gitana con sus facultades mentales trastornadas y vecina de la Zona Sur de Jerez intentó llevarse consigo una niña de dos años de edad el pasado domingo en la avenida de Arcos de Jerez. La rápida reacción de la familia, que consiguió alcanzarla a 200 metros del bar donde se encontraban en aquellos instantes, impidió que ésta consiguiera su objetivo de llevarse a la niña. Se da la circunstancia de que los hechos acaecieron a las 17,15 horas del pasado domingo en la referida avenida, la cual se erigía en dichos momentos en el principal vial de retorno a la ciudad tras la celebración del Gran Premio de España de Motociclismo en el circuito de Jerez y, consiguientemente, la zona estaba absolutamente repleta de agentes de la autoridad, en su mayor parte guardias civiles del Subsector de Tráfico de la Benemérita.

La pequeña de dos años, que responde al nombre de Paula, se encontraba con su tía, su abuela y su prima de tres años. Fue esta última niña la que pidió permiso a su madre para ir al cuarto de baño del establecimiento, a lo que se sumó la pequeña de dos años obteniendo el beneplácito de sus mayores. Fue entonces cuando desapareció. Desde entonces hasta que apareció la abuela y la tía vivieron sin duda alguna los diez minutos más tarde largos de sus vidas. Según manifestó a este medio otra de sus tías, la única razón que reportó la mujer una vez que fue preguntada sobre "¿cómo se te ocurre llevarte una niña pequeña de un bar?" fue que se llevó a la niña "porque quería darle un susto a la madre" .

El rumbo que siguió la mujer, además, fue evidentemente extraño pues se encaminó en dirección al circuito de velocidad, apartándose a cada paso del casco urbano.

Cabe destacar que agentes de la autoridad intervinieron cuando los familiares interceptaron a la mujer. La familia desestimó en todo momento interponer una denuncia contra ella "visto su estado mental, algo que nos confirmó uno de nuestros familiares, que la conoce de la Zona Sur de Jerez y que sabe que tiene los cables muy cruzados".

La madre de la pequeña, que la tarde de autos se encontraba trabajando, tuvo conocimiento de los hechos horas más tarde, lo que según una de sus hermanas "ha provocado que deje de comer y haya caído casi en un estado de depresión y tristeza".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios