La vendimia del Marco de Jerez se generaliza a partir de hoy

  • Semana y media después del inicio de la recolección, la campaña se extiende por los pagos de interior con la apertura de lagares

Capachos llenos de uva en un viñedo del Marco durante la presente vendimia. Capachos llenos de uva en un viñedo del Marco durante la presente vendimia.

Capachos llenos de uva en un viñedo del Marco durante la presente vendimia. / miguel ángel gonzález

En los pagos situados más al interior se cumple ahora la primera semana desde el inicio de la vendimia de la uva palomino, la varietal con la que se elaboran la inmensa mayoría de los vinos amparados por la denominación de origen del jerez, de la que ya se han molturado varios millones de kilos. Los lagares de muchas de las grandes bodegas del Marco fueron los primeros en ponerse en funcionamiento, ya sea para recepcionar la producción de proveedores, ya sea para molturar la uva de su viñedo propio.

Los que no han entrado ya en campaña lo harán a partir de hoy, fecha en la que está previsto que se generalice la vendimia del Marco con la preparación de los pies de cubas y los primeros pases en el viñedo del interior, ya que en los pagos costeros aún habrá que esperar unos días para que la uva alcance el estado óptimo de maduración.

El precio medio de la uva registra un leve repunte del 3% y ronda los 35 céntimos el kilo

En González Byass, por ejemplo, ya se han molturado 1,5 millones de kilos de proveedores y hoy está previsto que dé comienzo la campaña en el viñedo que la casa del Tío Pepe tiene repartido por los pagos de Carrascal y Macharnudo.

La cooperativa de Las Angustias también tiene previsto dar en las próximas horas el pistoletazo de salida en el millar de hectáreas de viñedo bajo titularidad de sus asociados.

Y muchos viñistas independientes han hecho lo propio y lo harán en breve, caso del presidente de Asevi-Asaja, Francisco Guerrero, quien apunta que la uva supera ya con creces los 12 grados baumé o concentración de azúcares -en la denominación se exige un mínimo de 10,5 grados para empezar a recolectar- y, ante el anuncio de nuevos vientos de levante, aunque suaves, a partir del fin de semana, los viticultores prefieren no arriesgar.

El levante tiene un efecto secante y hace perder peso a la cosecha, factor que juega en contra de los intereses de los productores, toda vez que en el Marco de Jerez se paga por cantidad y no por calidad.

Sobre la cantidad, las previsiones apuntan a una cosecha de entre 70 y 75 millones de kilos de uva, que si bien supone un incremento del 20 al 25% respecto a la vendimia anterior, está dentro de lo que puede considerarse normal en el Marco, ya que la producción de la última campaña se vio sensiblemente mermada por los efectos del hongo del mildiu, principalmente en el viñedo de Sanlúcar y Trebujena.

Y sobre el estado de la cosecha en general, Guerrero avala que viene muy sana y con mucha calidad este año, en el que el precio medio de la uva se ha visto ligeramente incrementado, hasta alcanzar los 36 céntimos de euros frente a los 35 céntimos que se pagó de máximo en la última campaña.

El mayor riesgo ahora para el viñedo es que se produzca alguna precipitación, principalmente por la dificultad de la recogida con barro -en el Marco se dice que no hay vendimia más cochina que la de lluvia- y por el peligro de la combinación de la humedad, seguida de sequedad por el predominio del levante, ya que en caso de reventar el fruto podría producirse algún episodio de botrytis, aunque Guerrero lo considera poco probable.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios