Corea del Norte castiga a unos soldados que se amotinaron por no tener comida

  • Una unidad destinada a la extracción de uranio estuvo tres días sin recibir alimentos

Corea del Norte ha castigado severamente a los soldados de una mina de uranio por haber protagonizado una protesta el mes pasado para denunciar la escasez de alimentos, informó un grupo de refugiados norcoreanos en el Sur.

La organización Solidaridad de Intelectuales Norcoreanos indicó ayer en su página web que una brigada encargada especialmente de extraer uranio se negó a operar a mediados de enero después de tres días sin víveres.

El presidente de la NKIS, Kim Seung-kwang, consultado por la agencia Yonhap, dijo que un oficial norcoreano les reveló que los servicios de seguridad fueron inmediatamente enviados a la unidad para "tomar medidas drásticas" contra los soldados que se habían negado a trabajar, sin dar más detalles. La unidad pertenece a un cuerpo encargado del desarrollo nuclear norcoreano y estaba desplegada en el suroeste del país comunista.

Varios refugiados norcoreanos que recientemente desertaron a Corea del Sur han asegurado que en su país existen problemas de alimentos que afectan al Ejército, a pesar de que normalmente es el sector mejor abastecido con raciones de comida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios