La Fiscalía de Milán solicita un "juicio inmediato" a Berlusconi

  • Il Cavaliere denuncia que la iniciativa es una "vergüenza y un asco, que llena el país de fango"

La Fiscalía de Milán solicitó ayer un juicio inmediato para el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, por su implicación en el llamado caso Ruby, en el que el mandatario es investigado por incitación a la prostitución de menores y abuso de poder. Será ahora la juez para las investigaciones preliminares, Cristina di Censo, quien decida, para lo que tiene cinco días prorrogables.

Tras conocer la petición, Berlusconi, de 74 años, denunció que se trata de una "vergüenza y un asco, que llena de fango el país" y reiteró que la Fiscalía milanesa no es competente en el caso y que la iniciativa tiene un fin "subersivo".

"Estas medidas violan la ley y van contra el Parlamento, porque la Fiscalía de Milán no tiene competencia ni funcional ni territorial", dijo Berlusconi en una rueda de prensa, en la que añadió que las acusaciones son "infundadas" y la investigación, una "farsa" que tiene como única finalidad la "difamación mediática".

Berlusconi agregó que las acusaciones, además de ofender la dignidad de Italia, también "han echado fango" sobre su persona "a nivel internacional". "No sé quién pagará. Pagará el Estado porque naturalmente intentaré encausar al Estado", añadió.

Il Cavaliere reiteró que no existe el supuesto abuso de poder -concusión- del que se le acusa por haber telefoneado a una comisaría de Milán el pasado 27 de mayo para que liberaran a la joven marroquí Ruby R. -retenida por un pequeño robo-, alegando que se trataba de la sobrina del presidente de Egipto, Hosni Mubarak. "Intervine como presidente del Gobierno porque me preocupaba que pudiese suceder un incidente diplomático internacional", dijo, reiterando con esas palabras que estaba convencido de que se trataba de una parienta del mandatario egipcio.

Tampoco subsiste, según él, la hipótesis de incitación a la prostitución de menores.

Berlusconi tuvo tiempo para quitar importancia al asunto durante la rueda de prensa y añadió: "No me preocupo por mí, soy un viejo rico que puede dedicarse a hacer hospitales para niños, como he deseado siempre". Los fiscales no piensan lo mismo y, según dijo ayer el fiscal jefe de Milán, Edmondo Bruti Liberati, consideran que "existe la evidencia de la prueba" que permitiría juzgar a Berlusconi por esta vía.

La juez Di Censo deberá decidir si se le enjuicia por procedimiento inmediato por las dos hipótesis de delito o sólo por alguna de ellas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios