El Gobierno de Bush contrató a Blackwater para que asesinara a Ben Laden

  • Pese a la inversión de "varios" millones de dólares, la polémica firma de seguridad no logró ningún objetivo

La CIA invirtió millones de dólares en subcontratar con la empresa Blackwater la captura o asesinato de miembros de Al Qaeda, entre ellos Osama ben Laden, según funcionarios de la actual Administración y la anterior citados ayer en la edición digital de The New York Times.

Según el rotativo neoyorquino, en 2004 la CIA subcontrató con la empresa privada del negocio de la seguridad Blackwater USA -sociedad que emplea mercenarios según informes de Naciones Unidas- parte de un programa secreto para localizar y asesinar a los máximos dirigentes de la red terrorista Al Qaeda.

El entonces gobierno de George W. Bush, que ocultó al Congreso estadounidense el programa, había decidido que el asesinato de miembros de Al Qaeda era igual que matar soldados enemigos. Por este motivo, para la administración de Bush la agencia de espionaje estadounidense no estaba limitada por la orden firmada en 1976 por el ex presidente Gerald Ford que prohibía los asesinatos a la CIA tras difundirse planes contra Fidel Castro y otros dignatarios extranjeros, explica el diario. Pese a la inversión de "varios" millones de dólares, según el rotativo, el plan no permitió lograr la captura ni el asesinato de ningún terrorista .

Según el diario, la subcontratación del programa de capturas y asesinatos "alarmó" al actual director de la CIA, Leon Panetta, quien el pasado junio convocó una reunión urgente para informar al Congreso de que la agencia había ocultado a los congresistas los detalles del asunto durante siete años.

La compañía Blackwater, fundada por Erik D. Prince, ha obtenido numerosos contratos oficiales en Iraq como el del Departamento de Estado norteamericano para proteger a sus diplomáticos.

Sus actividades han suscitado en Iraq y en Estados Unidos, entre otros países, numerosas y graves acusaciones de asesinatos rutinarios y brutalidades, así como excesos rutinarios en el empleo de sus armas.

Uno de los casos más conocido es el del tiroteo indiscriminado en el centro de la capital iraquí el 16 de septiembre de 2007 ocurrido en la plaza bagdadí de Al Nasur, donde murieron 17 personas y otras 27 quedaron heridas.

La sociedad, ahora denominada Xe Services al verse obligada a cambiar de nombre por su pésima reputación y el veto a operar en Iraq, ha contratado entre otros altos ex responsables de la CIA a Cofer Black, ex jefe del centro antiterrorista de la agencia de espionaje tras el 11-S de 2001.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios