Raúl Castro concede a Putin el mérito del acercamiento con Moscú

  • El presidente cubano afirma que los vínculos entre ambos países viven "un renacer"

El presidente cubano, Raúl Castro, culminó ayer su visita a Moscú con una cordial reunión con el primer ministro, Vladimir Putin, artífice del nuevo acercamiento entre Moscú y La Habana.

Castro subrayó que fue el viaje del entonces presidente Putin a Cuba en 2000 el que "abrió una nueva etapa en las relaciones" bilaterales tras un largo paréntesis de casi una década de olvido.

Así, ambos países empezaron a recuperar, paso a paso, la amistad y colaboración de antaño, como lo demuestran el viaje del presidente ruso, Dmitri Medvedev, a Cuba en noviembre pasado y la actual visita de Castro a Moscú, la primera de un líder cubano en casi un cuarto de siglo.

Según Castro, los vínculos entre Rusia y Cuba viven "un renacer con fuerza, con desarrollo de las relaciones comerciales, intercambios y nuevas facetas que no se han experimentado antes".

Putin, a su vez, resaltó que Moscú y La Habana últimamente han "intensificado el diálogo a alto nivel político" y durante esta visita han firmado importantes acuerdos, tanto "en el ámbito financiero y crediticio", como "en el aspecto de la producción real".

"Me refiero a los hidrocarburos, a la comunicación, a Glonass (el sistema ruso de navegación por satélite), y a la construcción de barcos y de maquinaria", subrayó el primer ministro de Rusia.

La visita de Raúl Castro, que ha sido calificada de "histórica" por ambas partes, empezó el pasado 28 de enero y concluirá mañana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios