Rusia intensifica los bombardeos a horas de la tregua en Siria

  • El cese de la guerra fue respaldado por 97 facciones rebeldes al régimen de Al Asad El Kremlin apoya el proceso pero acusa a Obama de ir más allá del acuerdo

Los aviones de la fuerza aérea rusa y la siria intensificaron ayer los ataques aéreos en Siria, horas antes de que la tregua mediada por Rusia y Estados Unidos entrara en vigor en el país árabe la pasada medianoche, según informaron activistas. "Los aviones han intensificado los ataques contra los puestos insurgentes en el sector norte de la provincia de Latakia, en la provincia noroeste de Idlib, en el oeste y el norte de Alepo y la parte norte de Hama", dijo a Dpa el director del Observatorio Sirio de los Derechos Humanos, Rami Abdel Rahman.

Antes del mediodía de ayer todas las partes tenían que manifestar su postura sobre la tregua. El régimen sirio, la principal alianza opositora y varios grupos rebeldes anunciaron en los últimos días que apoyarían el cese del fuego. El acuerdo excluye a la milicia terrorista Estado Islámico (EI) y el Frente al Nusra, la rama siria de Al Qaeda, así como a otros grupos calificados de terroristas por la ONU.

El Alto Comité para las Negociaciones, la alianza opositora con sede en Arabia Saudí, informó ayer de que la tregua fue respaldada por 97 facciones rebeldes y expresó su preocupación por la posibilidad de que sea "explotada" por el Gobierno sirio. Los opositores demandaron que el régimen y sus aliados no continúen atacando a los rebeldes con la excusa de la lucha antiterrorista.

En muchas zonas, el Frente al Nusra combate junto a los rebeldes, por lo que algunos de estos grupos podrían ser objetivo de ataques más allá de que hayan respaldado la tregua. La alianza opositora dijo a su vez que el alto el fuego durará dos semanas, pese a que el acuerdo no contemplaba una fecha límite.

El líder del Frente al Nusra, Abu Mohammed al Yaulani, llamó ayer a los rebeldes opositores a endurecer sus ataques contra las fuerzas del régimen y a rechazar el alto el fuego. "Una tregua llevará a que el régimen de Bashar al Asad siga en el poder", afirmó en un mensaje de audio emitido por la emisora Orient News. Las "negociaciones reales" tendrán lugar en el campo de batalla, advirtió Al Yaulani.

El presidente ruso, Vladimir Putin, explicó ayer que el alto el fuego dará un impulso al proceso de paz. "Sabemos bien que el proceso de reconciliación será difícil, pero no hay otro camino que no sea el pacífico", añadió. Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguei Lavrov, advirtió a Estados Unidos que no debe presionar con "planes alternativos" para Siria. Iniciativas como instalar una zona de exclusión aérea son inaceptables, señaló. Lavrov acusó además al presidente de EEUU, Barack Obama, de ir más allá del marco acordado.

Obama instó la víspera a Rusia a tener un papel significativo en los esfuerzos por el alto el fuego. "Los próximos días son decisivos y el mundo está mirando", dijo, y reafirmó su convicción de que Al Asad no puede seguir en el poder.

En tanto, las negociaciones sobre una solución política para la guerra civil en Siria deben reanudarse el 7 de marzo en Ginebra, según han revelado en los últimos días varias fuentes.

Según la agencia rusa Tass, Washington y Moscú trabajan en una nueva resolución de la ONU. De acuerdo con el documento, el Gobierno y la oposición siria tendrían que informar a Rusia y EEUU de que han aceptado las condiciones del alto el fuego. Además, se precisaría un acceso seguro para suministrar ayuda humanitaria. Mientras, Arabia Saudí desplegó ayer cuatro aviones de combate en Turquía para combatir al EI.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios