Unidad religiosa ante la violencia

El Papa pidió ayer a líderes musulmanes reunidos en El Cairo un "no fuerte y claro" a la violencia en nombre de Dios, se solidarizó con los coptos víctimas de atentados en Egipto y defendió el respeto de los derechos humanos. Francisco elevó su voz contra de la violencia cometida por quienes aseguran que Dios y la religión lo piden. En la imagen, el Papa saluda al jeque Ahmed al Tayeb, rector de la Universidad de Al Azhar, el centro islámico más antiguo del mundo. Al Tayed aseguró por su parte que ni el islam ni el cristianismo ni el judaísmo son "religiones terroristas" por las acciones de algunos de sus fieles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios