El Bellas Artes muestra a un Murillo "sin aditivos"

  • El museo sevillano ofrece esta exposición hasta el 30 de mayo

La consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Rosa Torres, presentó ayer en el Museo de Bellas Artes de Sevilla la exposición 'El joven Murillo', una muestra que analiza la actividad artística del pintor sevillano Bartolomé Esteban Murillo (1617-1682) en los primeros años de producción -1638-40 y 1650-53-, los cuales, según palabras de uno de sus comisarios, Benito Navarrete, suponen el periodo de "más conciencia social" del artista. La exposición, que Navarrete definió como una "muestra de Murillo sin aditivos ni edulcorantes", permanecerá abierta desde ayer y hasta el próximo 30 de mayo y se puede visitar de forma gratuita.

La exposición es una coproducción del Museo de Bellas Artes de Sevilla y el Museo de Bellas Artes de Bilbao -donde fue visitada por 74.000 personas-, que reúne para la ocasión 42 obras de Murillo procedentes de todo el mundo, a las que hay que sumar una veintena propiedad del Museo, por lo que en esta ocasión se podrán ver un total de 60 pinturas de Murillo, lo que "representa casi el 70 por ciento de la producción del joven Murillo", señaló Navarrete, comisario de esta muestra junto a Alfonso Pérez Sánchez.

Para ello se ha contado con importantes préstamos por parte de "destacados" museos y colecciones internacionales, cuya colaboración ha permitido reunir piezas de la exposición mostradas ahora por vez primera. En este sentido, Navarrete explicó que "el 80 por ciento de las peticiones hechas para poder montar esta exposición fueron respondidas", aunque lamentó algunas ausencias como 'La Adoración de los Pastores', conservada en el Museo Nacional del Prado de Madrid.

Durante a presentación, Torres calificó la muestra como "un ambicioso proyecto museológico desarrollado a partir de un largo proceso de investigación" y destacó que "esta retrospectiva nos brinda una oportunidad irrepetible como es la de descubrir los deslumbrantes comienzos -la etapa menos conocida- de un artista universal que supo trazar como nadie el fresco de la Sevilla del XVII", una ciudad por aquél entonces "cosmopolita y llena de contrastes", indicó.

En este sentido, Navarrete explicó que 'El joven Murillo' es "un proyecto de largo recorrido, que intenta acabar con la imagen banalizada de Murillo", que, aclaró, "no fue sólo un pintor de Inmaculadas, sino un artista emergente que intentaba adaptarse a su tiempo con conciencia social, surgida gracias a la conciencia de los franciscanos".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios