La Corte de Atlanta emite el mandato de ejecución de la sentencia contra Odyssey

  • Obliga a la empresa estadounidense a entregar al Estado español el tesoro de la fragata 'Nuestra Señora de las Mercedes'

El Tribunal de Apelaciones de Atlanta (Georgia) notificó ayer formalmente que ha emitido el "mandato" que obliga a Odyssey a entregar al Estado español el tesoro de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes, compuesto por más de 500.000 monedas de oro y plata.

En la copia oficial, el tribunal de apelaciones comunica a la corte de Tampa (Florida) que lleva el caso que ha emitido un "mandato" de ejecución de sentencia contra la empresa estadounidense. "El aviso formal se ha emitido esta mañana, por lo que asumo que se envía hoy", dijo ayer James Goold, El abogado de España ante los tribunales de EEUU.

Una vez que el juez de Tampa encargado del caso, Mark A. Pizzo, reciba este mandato, previsiblemente convocará a las partes para ordenar la ejecución de la sentencia y dictar cómo se ha de proceder.

Un auxiliar judicial de la oficina de Pizzo manifestó ayer que hasta el momento no se había registrado la entrada del mandato, al tiempo que el propio tribunal federal de Tampa confirmó que "no hay nada nuevo en la lista de casos y expedientes".

En principio, a partir del momento en que el juez reciba el aviso oficial y comunique cómo se ha de proceder, Odyssey deberá entregar a España en un plazo de diez días el tesoro disputado, que está valorado en más de 500 millones de dólares (casi 380 millones de euros).

Ambas partes mantienen una batalla legal desde mayo de 2007 por la titularidad del tesoro que transportaba la fragata Nuestra Señora de las Mercedes cuando fue hundida en 1804 frente a las costas de Portugal por barcos ingleses.

El juez Pizzo fue quien determinó que España era la propietaria legal del tesoro, ya que la fragata pertenecía al Estado español y estaba en misión militar cuando fue hundida.

Por el contrario, Odyssey defiende que la embarcación se hallaba en misión comercial y, por lo tanto, no estaba sujeta al principio de inmunidad soberana.

La compañía estadounidense había recurrido la sentencia de Tampa ante el Tribunal de Apelaciones de Atlanta, pero esta corte desestimó todos sus recursos, y también pidió que se detuviera la orden de ejecución de la sentencia a través de un recurso de urgencia ante el Supremo, que el jueves rechazó igualmente su reclamo.

En paralelo, un hombre que dice ser descendiente del almirante español Pedro Menéndez de Avilés (1519-1574) refirió ayer que ha presentado otro recurso de urgencia también ante el Supremo de EEUU para pedirle que detenga la entrega a España del tesoro de La Mercedes, del que se considera en parte heredero legal. El Supremo deberá ahora pronunciarse sobre el recurso interpuesto por esa persona y cabe la posibilidad de que otras partes interesadas hagan lo mismo.

Odyssey ha lamentado el rechazo del Supremo y su vicepresidenta, Melinda MacConnel, ha explicado que sus siguientes movimientos dependerán de "si se emite un mandato y de cómo sea la petición posterior, especialmente teniendo en cuenta el hecho de que los tribunales han determinado que este caso no es de su jurisdicción".

Mientras se libra esta batalla, el tesoro permanece a resguardo en un lugar secreto de Florida. Las autoridades españolas confían en que esta pugna judicial acabe pronto y que en las próximas semanas puedan proceder por fin a la repatriación del tesoro, que está previsto hacerse en dos aviones Hércules.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios