Fernando Romero traerá a Jerez 'Historia de un soldado'

  • El bailaor estrena el montaje el 10 de marzo dentro del Festival

Fernando Romero se ha propuesto una tarea nada fácil: trasladar al flamenco 'Historia de un soldado', la célebre obra que Igor Stravinsky compusiera en 1918, en plena I Guerra Mundial. El bailaor sevillano estrena en el Teatro Villamarta, dentro del XIV Festival de Jerez, un montaje en el que estará acompañado por Manolo Marín e Isabel Bayón. La obra del compositor ruso narra la historia de un soldado que, de camino a casa de permiso durante la guerra, es tentado por el diablo. Éste le propone cambiar su violín (que representa su alma) por un libro mágico que posee el don de proporcionar todo aquello que se le pide. Cuando por fin llega a su hogar, sus allegados no lo reconocen, puesto que los tres días que parecía haber pasado con el diablo en realidad son tres años. Solo y engañado, quiere recuperar su alma, pero el diablo lo convence para que use el libro. Tras convertirse en un rico hacendado, decide abandonarlo todo. Consigue recuperar su alma tras ganar al diablo en una partida de cartas. Logra su objetivo de salvar a una princesa, hasta que finalmente acaba en el infierno.

La 'Historia de un soldado' que propone Fernando Romero está en la línea del flamenco teatral iniciado hace ya algunos años por coreógrafos como José Granero y Mario Maya, de los que fue alumno el bailaor sevillano. El montaje que se estrenará en Jerez el día 10 de marzo sigue la línea argumental de Stravinsky y asigna un papel dramático a los miembros del elenco artístico.

Así, Fernando Romero asumirá el rol principal de soldado, mientras que Manolo Marín -uno de sus maestros desde su academia sevillana- ejercerá el papel de diablo. Isabel Bayón colabora en este espectáculo ofreciendo la sensibilidad de su baile, fruto del entendimiento artístico que mantiene con Fernando Romero, como ya se pudo apreciar en 2004 cuando Isabel Bayón presentó 'Del alma'. El narrador se desdobla en dos cantaores, Juan José Amador y Miguel Ortega. Acostumbrados al doble papel del cante y el drama en otras ocasiones, serán los encargados de contar al público los avatares del soldado.

El bailaor y coreógrafo sevillano Fernando Romero se ha ganado un merecido prestigio, dada su solvencia en sus creaciones para importantes compañías de baile y primeras figuras del género, además de su fuerte personalidad sobre los escenarios. Sus intervenciones en espectáculos propios y ajenos (La reina andaluza, La vida breve, A contratiempo, Bachdaliana, Pura intención, etc.) lo han convertido en primera figura de la danza flamenca. A sus premios en el Concurso Nacional de Córdoba, se suman otros como el que obtuvo en 1999 en el Festival de Jerez. En 2004 Fernando Romero inició una fecunda colaboración con el Ballet Nacional de España como adjunto a la dirección, coreógrafo, maestro de flamenco y artista invitado. Una de sus coreografías para la primera compañía de nuestro país lleva por título 'Caprichos' y formaba parte del espectáculo 'Sevilla-Madrid-Sevilla', donde se recogían otras colaboraciones.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios