"Javier Bardem y Penélope Cruz son exóticos y extremos"

  • Woody Allen, que estrenó ayer en Cannes 'Vicky Cristina Barcelona', califica a los dos artistas españoles de "grandes actores" y dice que rodará de nuevo en España

Woody Allen está encantado con 'Vicky Cristina Barcelona', su última película, que se estrenó ayer en Cannes, y especialmente con dos de sus protagonistas, la pareja formada por Javier Bardem y Penélope Cruz, a los que calificó de "exóticos", "extremos" y "grandes actores".

Incluso llegó a decir que le gustaría "poder ser como Javier en esta película", una comedia romántica en la que interpreta a un carismático pintor que mantiene su relación con su ex mujer (Penélope Cruz) mientras se mezcla en una enredo amoroso con dos jóvenes estadounidenses (Scarlett Johansson y Rebeca Hall).

En una entrevista con un grupo de periodistas apenas cuatro horas antes del estreno de la película en el Festival de Cannes -aunque fuera de competición-, Allen, muy relajado y cercano, alabó el trabajo realizado por todos los actores de la película, pero especialmente los españoles.

Justificó la elección de los dos intérpretes españoles porque las jóvenes norteamericanas (Johansson y Hall) de la película "vienen a esta maravillosa ciudad (Barcelona) y se relacionan con estas dos personas (Bardem y Cruz) que representan casi un encanto místico, sensualidad e imaginación". "Por eso necesitaba a estos dos actores. Javier tiene un enorme carisma y Penélope es increíble en la pantalla", agregó.

"Cualquier persona que viniera de vacaciones a Barcelona y se encontrara con Javier y Penélope tal y como están en la película, se verían seducidos por ellos", aseguró el director neoyorquino, muy convencido de sus palabras.

En cuanto a la percepción que sus compatriotas tienen de la pareja española, señaló que se les considera "exóticos". "Bardem se está haciendo muy conocido, pero es exótico. Y creo que Penélope es exótica incluso en España. Es una muy buena y bella actriz". Esa característica encaja muy bien con los personajes que interpretan en la película, que son "bastante inusuales", para lo que necesitaba a "actores extremos", y ahí entraron los españoles. Porque "Javier es en cierta forma extremo, pero Penélope es excepcionalmente extrema".

"Penélope es extrema" y, cuando en una película hay un personaje así, "puedes realmente provocar fuegos artificiales" y, si no lo hay, "falta algo en la historia".

Además de los actores, había otro requisito importante para la puesta en marcha de esta historia. La película, una "historia de amor", no se podía hacer en otro sitio que no fuera Barcelona. Podía haber funcionado en París o Venecia, a lo mejor, pero la historia en sí misma -la de dos jóvenes norteamericanas que buscan un cambio radical en sus vidas- necesitaba un cambio como el que se produce cuando viajan de Nueva York a Barcelona, explicó.

Allen señaló que planea volver a situar un filme en España y que, aunque no descarta Barcelona, podría ser en Madrid o San Sebastián.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios