Javier Solís y Ambel Posada tocan pelo en la plaza de Badajoz

  • Destacó el sexto toro, del hierro de Bernardino Píriz, ovacionado en el arrastre

Los diestros Javier Solís y Ambel Posada cortaron una oreja cada uno, ayer, en la cuarta corrida de la Feria de San Juan de Badajoz, en la que Jairo Miguel fue ovacionado.

Se lidiaron toros de Herederos de Bernardino Píriz, el tercero como sobrero, bien presentados pero faltos de fuerza, excepto el sexto, que fue bravo y aplaudido en el arrastre.

Javier Solís: media estocada (una oreja); y media estocada y descabello (ovación). Ambel Posada: estocada y descabello (una oreja); y estocada (ovación). Jairo Miguel: tres pinchazos, estocada baja y descabello (palmas); y cuatro pinchazos y estocada (ovación).

La plaza tuvo algo más de un cuarto. El matador extremeño Javier Solís brindó un toro al torero extremeño Israel Lancho, el herido más grave de la última feria de San Isidro.

Destacó el bravo sexto, un toro importante, de nombre "Herrador", al que Jairo Miguel puso banderillas como prólogo a una faena variada y artística, perfectamente compactada, pero perdiendo los trofeos con la espada.

En la plaza de toros de la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz, cuarto festejo de feria sanjuanera de la localidad, una novillada con los del castoreño, que se ha celebrado con tres cuartos de entrada cubiertos del aforo.

Se han soltado novillos de "El Retamar", bien presentados por lo que hace a su lámina pero flojos, descastados y sosos en conjunto en cuanto a su aptitud para la lidia.

Javier Cortés, que abrió plaza, silencio y silencio.

El novillero Pablo Lechuga, oreja y silencio.

Christian Escribano, silencio y oreja en el último de la suelta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios