Marismas a vista de Google Earth

Drama, España, 2012, 92 min. Dirección: Álvaro Begines. Guión: A. Begines, M.A. Carmona. Fotografía: Nicolás Pinzón. Música: Manuel Ruiz del Corral. Intérpretes: Marisol Membrillo, Jesús Carroza, Sebastián Haro, Rocío Peláez, David García-Intriago, Juanfra Juárez, Samuel Galiardo, Manolo Monteagudo, Alejandro Astola.

Lo del cine a precios populares pero abandonado o escondido en salas de la periferia que no cuidan especialmente la calidad de sus proyecciones no sé yo si es la mejor idea para promocionar las producciones locales.

Con todo, Un mundo cuadrado, segundo largo del ex chanclas Álvaro Begines tras el desafortunado musical agropop¿Por qué se frotan las patitas?, se reivindica como un filme serio sobre las contradicciones y dificultades de la vida en el terruño y los no menos clásicos deseos de volar lejos del pueblo como temas de un relato iniciático, eso sí, basado en hechos reales, que se quiere universal más allá de las coordenadas geográficas de la zona de las Marismas sevillanas del Guadalquivir.

Begines parece querer integrar lo autobiográfico con un aire de aventura de verano juvenil sin equilibrar nunca el tono de su historia y el registro de unos personajes que se mueven entre el tipismo rural y la caricatura, trasuntos de una Andalucía de furtivos, caciques, maltratadores, tontos del pueblo y chavales con ganas de rock'n'roll que un elenco de conocidos actores de la escena sevillana no consigue dar vida más allá del reconocimiento de sus perchas y del déjà vu de mejores empresas tremendistas.

Lo peor de Un mundo cuadrado no es sin embargo su esquematismo ingenuo y simplón, o el lastre de su posibilismo bienintencionado para hablar de asuntos cercanos e importantes. Lo peor es, me temo, el flagrante desaprovechamiento cinematográfico de un paisaje natural impresionante convertido en mero salvapantallas de fondo o en imagen cenital de Google Earth.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios