Moura hijo salvó la segunda corrida de feria en CaliEl gaditano Fran Gómez, elegido para competir en el Zapato de Plata

  • Malogró una buena faena al descordar a su primero pero le cortó las dos orejas al sextoAlumno de la Escuela de Jerez, formará parte de una liguilla de treinta novilleros

El rejoneador portugués Joao Moura hijo cortó dos orejas el miércoles en la segunda corrida de la Feria de la ciudad colombiana de Cali, de la que salió a hombros como salvador de una tarde pasada por agua.

Moura alternó con los diestros Ignacio Garibay, de México, y Ricardo Rivera, de Colombia, todos ellos nuevos en la plaza local de Cañaveralejo, cuyos tendidos se vieron ocupados en dos tercios.

Los diestros se enfrentaron con voluntad y pundonor a un encierro de Salento, con la procedencia Santacoloma, que no dio el juego esperado por el lamentable estado del ruedo.

Garibay en su primero, pitos en contra del toro y silencio para el lidiador. En su segundo escuchó palmas.

El colombiano Rivera con su primero salió a los medios a responder la ovación. El reverso de la medalla para Rivera fue el segundo, tres avisos, el toro se fue vivo al corral y el público guardó silencio.

Moura descordó a su primero y cortó dos orejas y salida a hombros en su segundo.

La organización del certamen del Zapato de Plata de Arnedo ha seleccionado a quince novilleros sin picadores que, junto a otros quince, que serán elegidos en enero, competirán por este trofeo. Los elegidos son: Ricardo Maldonado y Josete, de Valladolid, Antonio David y Manuel Rodríguez , de Écija, José María Martínez-Conradi y Álvaro Gil, de Sevilla, Antonio Espaliú, de Coria del Río, Alberto Escobar, de Madrid, Christian Escribano, de Toledo, Fran Gómez, de Cádiz, José María Arenas, de Albacete, Rubén Moya de Ciudad Real, Tomasito y Tomás Burnell de Francia y Gonzalo Montoya, portugués.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios