Solamente el rejoneador pudo cortar oreja en la México en tarde de viento

  • Pablo Hermoso de Mendoza corta un trofeo en el coso yucateca de Mérida

El rejoneador mexicano Gastón Santos, obtuvo el domingo una oreja protestada en la vigésima primera corrida de la temporada 2008-2009 en la Monumental Plaza México.

Con una tarde de cielo abierto y con un viento fuerte que molestó todo el festejo, se lidiaron un toro de Puerta Grande que fue rechazado por pequeño, y al que sustituyó el sobrero de Montecristo que ha sido bueno, y seis de Los Ebanos. Justos de carnes, parejos de presencia y tipo, los toros de Los Ebanos salieron problemáticos, y pese a que fueron castigados, desarrollaron mucho, el mejor fue el tercero.

Santos, tuvo una actuación buena e hizo cosas interesantes y mató de un gran rejón de muerte, para recibir una oreja que una parte del público protestó.

Flores, bien con el capote en el primero y con la muleta, el toro terminó desarrollando mucho aunque se quedó corto. Valiente Flores lo mató pronto. Saludos. Con el cuarto, voluntarioso y torero pese al viento. Saludos.

José Mauricio, tuvo destellos de calidad pero tuvo que hacer frente al viento y mató mal. Aviso y palmas en ambos toros. Confirmó que promete.

López, muy decidido, siempre buscando el aplauso. Con el tercero, momentos que el viento no dejó concretar. Mató mal. Aviso y palmas. Con el sexto mejor de lo que daba el toro, pero mató mal. Dos avisos y pitos finales.

Dio la vuelta al ruedo en el quinto toro el picador Dalfino Campos, en su adiós a los ruedos.

Por otro lado el rejoneador Hermoso de Mendoza y el matador mexicano Alfredo Ríos "El Conde", cortaron una oreja cada uno en la corrida del domingo en Mérida de Yucatán.

Con lleno se lidiaron dos toros para rejones de La Venta del Refugio, buenos, y cuatro de La Soledad, que cumpieron bien.

Hermoso de Mendoza, en el que abrió plaza estuvo lucido, pero falló con el rejón de muerte y con el cuarto mucho mejor con brillante labor para una oreja. El Conde, ovación y oreja con petición. Pizarro, tres avisos y ovación.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios