Universo Busutil

LOS amantes del arte saben que esta sala de exposiciones de la Caja La Inmaculada es una de las más bellas de la zona y una de las que cuenta con mayores posibilidades expositivas. Sin embargo, desde su inauguración manifiesta una más que endeble programación, sin ningún criterio y sucediéndose exposiciones de interés con otras de nulo o escaso rigor artístico. Todo esto influye negativamente en un proyecto que no tiene absolutamente ninguna repercusión en los ambientes artísticos gaditanos. Parece como si a la sala pudiese acceder cualquiera que lo solicite. Se echa de menos una programación donde sólo tenga su sitio aquello que esté sustentado por acciones comprometidas con un arte trascendente y lleno de rigor creativo.

Superados estos planteamientos, el espectador se encuentra con la particularísima obra de Juan Carlos Busutil, un artista que lleva demostrando desde hace tiempo por donde se encuentra su realidad pictórica. La exposición tiene dos partes perfectamente diferenciadas. Por un lado, nos encontramos la obra más actual de Busutil, donde se han perdido planteamientos representativos en aras de un mayor complejo plástico. El autor centra su nueva actividad en un desarrollo de naturaleza ambigua donde la realidad ha perdido parte de su esencia para posicionarse en meros elementos estructurales, cargados de materia plástica, que abren las perspectivas significativas aún cuando el autor marque sendas ilustrativas, incluso desde la palpable realidad de los títulos.

Al mismo tiempo, el autor nos ofrece en la parte alta de la sala, un recorrido por su obra anterior, aquella que tiene unas mayores connotaciones representativas y que plantea una particular estética donde los elementos permanecen envueltos en esa personal atmósfera creativa que este pintor siempre ha hecho gala y que es una de sus características más esenciales.

Una muestra en este bellísimo espacio que debía ser el centro expositivo de la provincia. Me gustaría que el protagonismo de las exposiciones que hasta ella llegan fuese únicamente la obra allí presentada. Cuando esto suceda será porque las cosas se están haciendo con rigurosidad y criterio artístico. La exposición de Juan Carlos Busutil en esta sala ha sucumbido en el marasmo de cajón de sastre en el que se ha convertido el espacio.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios