arte

Vendido por 8 millones el 'Retrato de niña' atribuido a Velázquez

  • Un comprador anónimo se queda con la obra, declarada inexportable, por su precio de salida

Un momento de la subasta. Un momento de la subasta.

Un momento de la subasta. / Efe

'Retrato de niña' atribuido a Velázquez. 'Retrato de niña' atribuido a Velázquez.

'Retrato de niña' atribuido a Velázquez.

En la ficha técnica que acompaña a la obra en el catálogo de la subasta celebrada ayer, la casa madrileña Abalarte ya afirmaba que Retrato de niña, pintura atribuida al joven Velázquez y datada entre 1616 y 1617, cuando el artista aún vivía en Sevilla, posee "evidentes similitudes en el tratamiento de los paños con las Inmaculadas de la Fundación Focus Abengoa (Sevilla) y con la de la National Gallery (Londres)".

La tremenda expectación que había generado esta obra, que permanecía inédita y que el Estado declaró "inexportable" este fin de semana por su "enorme interés" para el patrimonio histórico español, se vio recompensada ayer cuando un comprador anónimo se hizo con ella por los ocho millones de salida. El Estado, finalmente, no ejerció el derecho de tanteo que le hubiera permitido igualar ese precio y acrecentar las colecciones públicas como la del Prado o del Bellas Artes de Sevilla con una de las escasas obras que se conservan del período juvenil de Velázquez, pues la mayoría están en el extranjero.

"A falta de unos estudios técnicos más completos, todo parece indicar que se trata de una obra atribuible a Velázquez", aseguraba el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en su Orden Ministerial para justificar la "inexportabilidad" del lienzo, declaración que también aplicó a una escultura del siglo II que Abalarte ponía en el mercado. Retrato de niña ha estado en manos de la misma familia -presumiblemente una saga sevillana afincada en Madrid- desde hace un siglo, aunque se desconoce su devenir en los trescientos años anteriores, según la sala. Debido a que sus propietarios no la habían estudiado, se ignoraban su gran valor histórico-artístico y económico, que no pasaron desapercibidos sin embargo para el experto en pintura antigua Richard de Willermin, que además de atribuirla a Velázquez considera que es una "pieza excepcional" que supone "una valiosísima aportación para el estudio del pintor, ya que pertenece a su primera época en Sevilla, la más enigmática y menos conocida". En la obra, una niña mira de frente con las manos en actitud de oración, vestida con una saya marrón y una blusa blanca de la que destaca el cuello.

Otro hito de la jornada de ayer en Abalarte lo protagonizó el hermoso lienzo Tobías y el ángel del granadino Alonso Cano (1601-1667), que salia a puja por 35.000 euros y acabó rematándose por 150.000. Según la ficha de Abalarte, este cuadro, que en su día también perteneció a Sevilla, concretamente a la Cartuja de Santa María de las Cuevas, de donde fue trasladado al tristemente célebre museo que José Bonaparte reunió en el Alcázar en 1810, estaba ahora en una colección privada madrileña. La obra, documentada incluso por Ceán Bermúdez, posee un excelente estado de conservación y es otro ejemplo más del patrimonio perdido por Sevilla al calor de la invasión francesa.

El Estado sí ejerció su derecho de tanteo en piezas en torno a los 10.000 euros, como ocurrió con un óleo atribuido a Giuseppe Simonelli y dos relieves del círculo de Berruguete. Por 100.000 euros se remató un códice mesoamericano fechado en el XVI. En pintura contemporánea destacó el pujante mercado filipino, que respondió favorablemente a la pintura de Fernando Zóbel que se vendió por teléfono en 45.000 euros. 

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios