Cultura

El arte como motor de una vida

  • Bernardo Palomo presenta en la sala 'ArteaDiario' su octava obra: 'El peso de la tradición'

Rodeado de artistas y amigos, Bernardo Palomo presentó ayer en la sala ArteaDiario el libro 'El peso de la tradición', que ha sido editado por Peripecias Libros. El autor recibió, durante esta puesta de largo, el calor de todos los presentes, desde Rafael Navas, director de Diario de Jerez, quien reivindicó "su papel dentro de la cultura en esta ciudad", hasta su editor, Juan Félix Bellido que resaltó "la importancia enorme" de este trabajo para Jerez.

Por su parte, Elena Aguilar, que ejerció de presentadora del acto, significó, tras repasar con especial detenimiento toda su trayectoria profesional, su labor como formador en el arte, aludiendo su insistencia en "educar en la belleza".

"El señor de los cuadros raros", como la presentadora afirmó que le denominaban los alumnos de la Compañía, "nos ha enseñado a mirar y a educar en la mirada", destacando, respecto al libro, que con él "vamos a saber más de Jerez y de su patrimonio".

El protagonista de la tarde-noche, emocionado por todo lo que habían dicho de él, aseguró que "hoy me siento como esos artistas a los que cuando se les pregunta por sus obras, te dicen 'lo que hablo, lo digo con mis obras'. No puedo hablar", señaló, para concluir su escueta intervención diciendo: "Soy una persona que pone pasión en casi todo, y mi mayor pasión es el arte".

'El peso de la tradición' podría ser una de las varias circunstancias que han hecho del arte que se hace en Jerez una situación que ha lastrado el avance definitivo hacia posturas mucho más avanzadas de las que definen una actividad que, por otro lado, es tremendamente dinámica.

Esta obra parte del texto que sirvió como discurso de recepción como Académico de Número a la Real Academia de Ciencias, Artes y Letras de San Dionisio. En él se alude a los muchos aspectos que intervienen en la producción artística de Jerez desde el último tercio de la anterior centuria hasta el momento presente.

Además, se percibe un claro apasionamiento por todo lo relacionado con el arte, recogiendo la actividad de los artistas, así como muchas de las posiciones que intervienen en este discurrir por un arte que, en esta ciudad, está muy cercano a la visión de muchos.

El texto describe con desapasionamiento una realidad que su autor conoce muy de primera mano. No en vano, su actividad como crítico de arte de Diario de Jerez y de otras cabeceras del Grupo Joly, le ha permitido estar al tanto de todo cuanto ocurre en un arte de muy amplio espectro.

Bernardo Palomo Pachón (La Roda, 1956) lleva más de treinta años publicando semanalmente una página de Crítica de Arte, siendo Diario de Jerez un pionero en esta actividad artística. Esta publicación es el octavo libro del autor dedicado al arte contemporáneo y viene a suponer una referencia para el conocimiento de la realidad artística de esta ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios