Cuando menos es mucho más en el espacio cultural 'ArteaDiario'

  • La pintora Verónica Sanz expone desde hoy en la sala de 'Diario de Jerez'

Comentarios 2

Menos es más, eso está claro. Lo defiende además la pintora puertorrealeña Verónica Sanz, que inaugura hoy, a las 19 horas, en el espacio cultural de este Diario, 'ArteaDiario', una muestra de su obra, a la que viene "dándole vueltas" desde hace casi tres años,y que es fruto de una profunda investigación. "Estoy muy contenta de que me den la oportunidad de exponer este trabajo", afirma la artista.

Lo que los espectadores verán esta noche es el resultado de una investigación con los materiales, en la que la autora sigue trabajando. "Esta muestra es el inicio de una nueva etapa. Es la intensa y ardua labor con un elemento plástico, PVC, y pintura acrílica. He estado estudiando distintas formas de que quede impresa en el lienzo. Es la lucha de lo que quiero encontrar con esos materiales hasta que se halla". El fin de todo este estudio es "expresar lo que yo quería, es decir, encontrar un tipo de registro que queda impreso en las obras. Así, surgen cuadros desde los más figurativos, como marinas, hasta otros posteriores que son abstractos".

Y la prueba de que menos es más llega con el color. "Probé con distintos colores hasta que me di cuenta de que con el mínimo conseguía expresar el máximo, sin distracción de colores, por eso elegí el azul. Con él muestro lo máximo", justifica. Estas obras son un paso más para Verónica en su proceso de aprendizaje, "aunque siempre me ha llamado la atención la investigación dentro del mundo de la pintura, es decir, probar materiales nuevos, con cosas que sí me satisfacen. Aunque sí es cierto que esto tiene una parte azarosa que me sorprende, en la que encuentro cosas que no son intencionadas".

Autodidacta, Verónica ha pintado desde que era una niña y vino a Jerez hace casi una década para aprender con David Saborido la parte más técnica en 'La casita amarilla', "la necesaria para llegar hasta la actualidad, aunque lamentablemente no vivo de la pintura".

Para el crítico de arte Bernardo Palomo, la pintura de Verónica Sanz "responde a un proceso de investigación sobre los materiales y su incidencia en los soportes. Un horizonte plástico de azules abre las perspectivas para que el espectador se enfrente a la emotiva contemplación de la inquietante materialidad de la pintura". "El ojo -añade-, que está acostumbrado erróneamente a buscar concreciones, encuentra en la obra de esta artista muchas posibles situaciones evocadoras, sin embargo, su pintura sólo manifiesta el poder contundente de la forma; la materia pictórica inundando de incontrolables posibilidades ópticas un soporte que incide, sustancialmente, en el arbitrario desenlace que promueve el color. Se trata de una pintura semiatomática, es decir, el propio color ejerciendo un desarrollo plástico por sí mismo, creando infinitas manifestaciones en azul".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios