Diario de las artes

Los espacios del color

HA sido José Manuel Paredes arquitecto toda su vida, sin embargo la pintura siempre ha estado latente como contrapunto a las rigideces propias de la racionalidad arquitectónica. Ahora conseguida la liberación laboral, su vida transcurre inmersa de lleno en el trabajo pictórico: éste ocupa toda su existencia y se ha convertido en una necesidad vital a la que se dedica exclusivamente con el mayor de los entusiasmos. Su pasión creativa es tal que su estudio se ha convertido casi en una factoría donde la pintura aparece compulsivamente, sin solución de continuidad.

La exposición de José Manuel Paredes en la Casa Pemán, viene a poner en valor uno de los espacios expositivos más interesantes de la capital gaditana; una apuesta por el arte que creemos debe ser continuada y anhelamos que la Fundación Cajasol vuelva a retomar aquel camino espléndido de hace unos años cuando el arte contemporáneo era un auténtico compromiso y lo mejor de la plástica inmediata era objetivo prioritario en el organigrama cultural de la entidad. Una entidad que posee, probablemente, la mejor colección de arte contemporáneo que existe en Andalucía y que debe salir del sueño en el que, actualmente, dormita y darla a conocer permanentemente en las múltiples e importantes salas con las que dispone la Fundación a lo largo del territorio andaluz, así como fuera de nuestras fronteras.

En la sede gaditana de la Fundación Cajasol nos encontramos un conjunto de obras sacadas del universo Paredes, ese que está dominado por una clara intencionalidad cromática y que supone, además, una vuelta de tuerca a la esencialidad de los sistemas representativos que, en su obra, quedan manifiestamente reducidos a unas parcelas divisionistas donde la esencia colorista marca las pautas de un absoluto expresionismo lleno de intensidad creativa.

La pintura de este artista, rigurosa, depurada, peleada y trabajada, desentraña dos posiciones perfectamente diferenciadas, a la vez que estrechamente implicadas. Por un lado manifiesta su poderosa intencionalidad cromática - el color de Paredes es determinante, impactante, todo gira alrededor de la fuerza de las gamas que él hace que expandan todo su poder simbólico mediante unas formas únicas que crean tramas de suma expectación y que atrapan la mirada en una amalgama colorista llena de envolvente inquietud. Al mismo tiempo, José Manuel Paredes estructura parcelas compositivas hasta configurar escenarios - a veces casi imposibles - donde se suscribe toda una serie de propuestas representativas con la perspectiva conscientemente rota o, al manos, contundentemente, alterada y desvirtuada. El pintor gaditano sabe yuxtaponer a la perfección los espacios, administrar las escenas, diseñar organigramas representativos donde la racionalidad geométrica se percibe sin verla. Pinta los espacios, los llena de color, los hace suscribir todo su potencial expresivo y, además, otorga al paisaje un ritmo equilibrado que rompe la linealidad exacta con el modelo.

José Manuel Paredes descompone el hilo ilustrativo de la realidad, diluye los contornos de la misma y aglutina la representación en un único punto de vista que incita a la mirada a jugar con los espacios y a buscar nuevos planteamientos compositivos en un festivo guiño de complicidades, sobre todo, representativas.

En la obra de José Manuel Paredes podemos adivinar claras referencias de la mejor pintura de vanguardia. El artista ha dividido los esquemas de la realidad en pequeñas estructuras cromáticas, manifestadas en imposibles juegos de formas y colores - muchos de ellos en jugosas, divertidas y valentísimas interacciones libres - que se yuxtaponen entre sí por los potentes y determinantes contornos de una grafía estructural que divide y parcela cada escena.

José Manuel Paredes es autor de la pintura existente en los grandes paneles pictóricos que circunvalan la zona de Puerto Sherry. Se trata de un pintor en plena madurez creativa, sabio y convencido relator de una pintura que nos lleva por los apasionantes estamentos de un lenguaje colorista, absolutamente expresionista, lleno de intensidad, carácter y personalidad.

JOSÉ MANUEL PAREDES

Casa Pemán

CÁDIZ


Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios