El hombre en el momento justo

  • El jerezano Carmona Otero presenta hoy, a las 20,30 horas, en los Claustros de Santo Domingo un libro con fotografías durante el rodaje de la recién estrenada película 'Miel de naranjas', de Imanol Uribe

Carmona Otero vive en otra película. Quizás en 'Casablanca', o puede que en 'Breve encuentro'. Sí, en ellas le hubiera gustado desparramarse con su cámara, en otra época, lejos del presente, para hacer lo que consigue bien en el siglo XXI. Allí lo tramaría con David Lean, aquí lo ha hecho realidad junto a Imanol Uribe. ¿Qué? Pues conseguir que la recién estrenada cinta 'Miel de naranjas', rodada en gran parte en Jerez, parezca un largometraje distinto a través de sus fotografías. Un libro, 'Fotos en el rodaje' (EH Editores), que se presenta hoy, a las 20,30 horas, en los flamantes Claustros de Santo Domingo. "La primera sensación que me produce el magnífico trabajo de José Antonio Carmona Otero es desconcertante: el rodaje que él retrata no es el mío. Yo no lo viví así, ni lo sentí nunca desde su punto de vista, tan particular. Siendo los mismos personajes, decorados y situaciones, a duras penas los reconozco aunque me resulten familiares. Viendo sus fotografías descubro nuevos aspectos que tan solo intuí en el rodaje", asegura Imanol Uribe en el prólogo del libro.

La obra está concebida "desde un principio", a diferencia del libro de la película 'Lola', rodada en 2006, que nació de casualidad. "Con 'Miel de naranjas' yo ya buscaba fotos para un libro, a conciencia. Este es un libro de fotografías de autor, no de fotografías sobre el rodaje de la película. Es un trabajo durante el rodaje. Aprovecho el acontecimiento para fotografiar. Además, son imágenes muy libres porque no hay ninguna presión detrás. No me vendo", comenta el autor.

Carmona Otero, director además de la Jerez Film Commission, asegura que para la elaboración de este libro, "todo han sido facilidades en el rodaje. Además, Imanol Uribe crea muy buen ambiente en el equipo y eso se trasluce en todo. Yo no lo conocía, pero me llamó para felicitarme. Se sorprendió con las imágenes porque él venía buscando al Sur la luz, otro ambiente. No quería hacer una película de posguerra, gris, triste. Y en la obra lo que encuentra es blanco y negro, contrastes... Lo que demuestra que ante una misma situación puede haber visiones diferentes". "Yo -subraya- he conseguido estar en este rodaje más cerca que la propia cámara, casi dentro de plano. Y así han surgido todos estos momentos, segundos antes de la ¡acción!".

Una escalera que se entromete en la conversación entre Uribe, Blanca Suárez e Iban Garate; la espera imprecisa de los figurantes para entrar en escena, el brindis del director, el militar de la lata de Coca-Cola, el acusado Socorro Arenas, una de gánsters, una noche de cine... Son el resumen en pocas palabras de algunas de las imágenes que contiene el libro de Carmona Otero, que ha quedado "sorprendido por la amistad y el compañerismo vivido en el rodaje. De hecho, me han salido nuevos amigos, de los que difícilmente me voy a escapar. Es una amistad sincera". A la vista ya hay un tercer libro para la saga. "Más que uno, tengo ya dos. Por un lado, me gustaría hacer uno sobre mi ciudad y por otro, de mi exposición 'Momentos'".

"Yo, la fotografía que quiero hacer la descubro en los guateques de los años 70, con mis amigos. Una fotografía protagonizada por el instante, tipo Cartier Bresson, pero con un encuadre especial, con volúmenes, líneas, composición, es casi geometría. Me gusta trabajar con angular, y eso me hace feliz, aunque de vez en cuando utilizo el teleobjetivo. Y aunque nunca se me han dado bien las matemáticas, en este aspecto podría decir que recurro a ellas".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios