La magia musical de Guillermo d'Enoyer ya suena en la Catedral

  • El monumento presenta en concierto el recién restaurado órgano realizado por el francés, una pieza única del siglo XVIII

Comentarios 4

El director de la Capilla Musical Catedralicia, Ángel Hortas, ofreció ayer un concierto de presentación en sociedad de un recién restaurado órgano del siglo XVIII, procedente del clausurado convento jerezano del Espíritu Santo, y que permanecerá ahora en la Catedral, donde se celebró el acto. Construido por Guillermo d'Enoyer en el año 1781, francés afincado en España, dota al instrumento, que es una pieza única, de características galas y elementos de nuestro país. Del autor quedan pocas 'obras' en España. Ahora, el organista, organero y musicólogo sevillano Abraham Martínez Fernández se ha encargado de 'devolverlo a la vida' después de cinco meses de trabajo. "Lo más interesante de todo es que parte de la tubería, tres juegos, pertenecía a un instrumento anterior, del siglo XVI, con dibujos geométricos en el metal", cuenta Abraham.

Superando el paso del tiempo, gracias al cuidadoso trato que pese a que superaba el medio siglo de inactividad le dispensaron las monjas, este valioso instrumento ha visto sustituidas las pieles de sus fuelles y ha sido dotado del motor que le faltaba al tratarse de tracción mecánica del mismo modo que ha sido desmontado y limpiado minuciosamente.

La actuación, que contó con la presencia de monseñor José Mazuelos Pérez, obispo de Asidonia-Jerez, tuvo como repertorio suite francesa' nº 5 en Sol mayor de J. S. Bach (a cargo solo del órgano), sinfonía de la Cantata nº 146 de J. S Bach, concierto Opus 7 nº 4 en Re menor de J. F. Haendel y concierto para órgano y orquesta en Sol mayor de C. P. E. Bach (hijo de J. S.). Las tres últimas piezas contaron, junto a la interpretación con el órgano recién restaurado, con el acompañamiento de la Capilla Musical Catedralicia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios