Otra manera de mirarse a sí mismo

  • La ilustradora isleña Elena Ferrándiz publica 'Malena en el espejo', un metafórico viaje interior

Hay ocasiones en que las personas, no contentas consigo mismo, buscan fuera aquello que, sin saberlo, poseen en su interior. Cierto que hay mirar alrededor, a quienes nos acompañan en el día a día, a quienes admiramos, pero no para tratar a toda costa de ser como ellos. Antes, para aceptarse e intentar ser uno mismo, hay que buscarse por dentro. La ilustradora isleña Elena Ferrándiz reflexiona en su último libro acerca de ese viaje interior que ella considera imprescindible para aceptarse y ser feliz, para aprender a no aspirar más allá de las posibilidades de cada cual. Malena en el espejo, editado nuevamente por Thule, es "un viaje metafórico, alegórico" que refleja la incansable lucha humana por encontrarse a sí mismo.

Se trata del cuarto libro ilustrado que Ferrándiz publica con la editorial catalana, después de La media naranja, El abrigo de Pupa -ya con cuatro ediciones en las librerías- y Amor en juego, y su quinta obra en las librerías si se le suma Hilo de colores, su particular reflexión sobre el Alzheimer.

Así, Malena en el espejo es, según su autora, una historia que nació a la vez que El abrigo de Pupa, "en el mismo momento vital". Son, de hecho, parecidas en la forma, con protagonismo para las ilustraciones y el espacio justo y preciso para el texto. Y también casi semejante en el fondo: mientras Pupa busca superar sus miedos, Malena trata de encontrarse a sí mismo.

Elena Ferrándiz, nacida en San Fernando pero afincada en Madrid, define su nuevo libro como "muy metafórico, con poquito texto, muy poético, en la misma línea que El abrigo de Pupa. Se relata el viaje interior de la protagonista para encontrarse, para ver en su interior, para quitare las trabas que le impiden ser ella misma".

Malena, que no resiste su propia mirada en un espejo, emprende ese viaje interior, a través del ombligo, y empieza a superar capas estratigráficas, como si de un yacimiento arqueológico se tratara, para enfrentarse "a sus corazas , a sus complejos, a sus costumbres, a sus miedos o a sus propias exigencias". Hasta que, en ese viaje interior, llega a una habitación revuelta y desordenada en la que comienza a construirse el desenlace de la historia.

Una frase inscrita en el antiguo templo de Delfos, que aparece en la contraportada del libro, viene a definir y resumir el objetivo de Malena en el espejo: "Si no hallas dentro de ti mismo aquello que buscas, tampoco podrás hallarlo fueras. Si ignoras las excelencias de tu propia casa, ¿cómo pretendes encontrar otras excelencias? En ti se halla oculto el tesoro de los tesoros".

Con la mirada puesta en el público adulto más que en el infantil o juvenil, Elena Ferrándiz sigue reivindicando con sus historias que los libros ilustrados no tienen la obligación de tener como destinatarios a los pequeños lectores. En plena fase de promoción de su nuevo libro, la ilustradora gaditana participó en la fiesta del libro catalana en una librería especializada en álbumes ilustrados, en un Sant Jordi muy productivo, y en los próximos días se prepara para presentar su historia y firmar ejemplares en la multitudinaria Feria del Libro de Madrid del Parque del Retiro.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios