Un marchante de arte pierde un cuadro de Corot estando borracho

  • El hecho ocurrió en Nueva York y los dueños de la pintura le piden 1,3 millones de dólares

Los propietarios de una pintura del francés Camille Corot (1796-1875) que desapareció en Nueva York han presentado una demanda en la que piden 1,3 millones de dólares al marchante que debía venderla y que, sin embargo, la extravió durante una noche de borrachera, según informó ayer el New York Post.

El experto en arte al que se encargó la venta de 'Retrato de una niña', James Carl Haggerty, se enfrenta a una demanda millonaria después de perder la pieza, valorada en 1,3 millones de dólares (1 millón de euros), la cual había mostrado a unos posibles compradores en un hotel de Manhattan, donde asegura que acabó demasiado bebido como para recordar qué le pasó al cuadro.

Kristyn Trudgeon, una de las propietarias de la pieza, ha decidido llevar el caso ante los tribunales, después de que, según la demanda interpuesta el martes, Haggerty fuera incapaz de recordar qué le ocurrió a la obra, del siglo XIX, y su paradero sea aún un misterio.

Los hechos ocurrieron el pasado 28 de julio, cuando Haggerty acudió al lujoso hotel neoyorquino The Mark con la centenaria obra para mostrarla a un comprador y, tras el encuentro, decidió quedarse a tomar unas copas en el recinto, del que salió, según muestran las cámaras de seguridad, con el cuadro aún bajo el brazo.

Al día siguiente telefoneó a Trudgeon para comunicarle que no sabía lo que le había pasado al cuadro debido a que "había bebido demasiado la noche anterior".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios