El novillero sanluqueño Ángel Gómez, revelación del final de temporada

  • Por la vía de las sustituciones y aunque ha empezado tarde, su nombre suena en Madrid tras triunfar en Moralzarzal

Se ha formado un revuelo con Ángel Gómez, recién vuelto a los ruedos tras superar una dolencia cardíaca, "la misma que Puerta" nos dice, "pero me han operado en Cádiz y estoy superior".

Aquel novillero sin caballos que se presentó en las novilladas económicas que organizaba la empresa Dorado en Sanlúcar, ha formado un revuelo en los pueblos de Madrid, sorprendiendo tras sus triunfos en varias novilladas.

"Comencé la temporada muy tarde, el 8 de agosto, en Carranque de Toledo, y le corté las dos orejas a un novillo de Mariano León. Luego tuve otra sustitución en Las Virtudes, de Ciudad Real, y también le corté las orejas a un novillo de Eugenio Frías".

Suficiente para que el hombre que le dio estas primeras oportunidades, el madrileño Antonio Pérez, se convenciera de qué había madera. Pérez fue quien sacó a Salvador Cortés y Daniel Duarte, el hombre que este año apodera a Alberto Lamelas.

Antes de interrumpir su carrera, Ángel Gómez, que debutó con caballos en 2005, apenas había sumado novilladas: "Pero estoy muy mentalizado y entreno muchísimo, aquí en la plaza de Sanlúcar, sobre todo viendo a los demás. De campo, apenas nada, muy poco. Todo lo he ido asimilando en este ruedo, viendo entrenar a los matadores y banderilleros que viene aquí, a diario, mañana y tarde, con paciencia y muchas ganas".

Pérez lo puso en Sangüesa "si mató al novillo le corto las orejas" y otra sustitución más, en Hoyo del Pinar. Le cortó las dos orejas a un novillo de Mariano Rojo y se ganó la repetición en otra sustitución al día siguiente, convenciendo al callejón aunque su balance quedó en vuelta al ruedo tras pinchar a un novillo de Antonio San Román.

El triunfo de Hoyo del Pinar fue la base de la sustitución en Moralzarzal : "la novillada era de Pérez Villena Hermanos y le corté tres orejas. También me llevé un palizón". De ahí le han salido dos fechas en la zona de Madrid, los días 12 y 18. Un gran balance tras su tardío retorno en agosto.

Se define como torero tremendista "si ser tremendista es salir con raza y valor a dar todo lo que uno tiene. Con las banderillas me encuentro muy a gusto". Dice que han influido en él Antonio Ferrera, con el que entrena mucho, el banderillero que le acompaña, David González, y Alejandro Escobar, de la cuadrilla de El Juli: "ahora le estoy viendo color a esto y espero seguir ganándome, sin poner un duro, los contratos tarde a tarde, y que el año que viene me vean en Sanlúcar y El Puerto y como no, Sevilla y Madrid".

Una carrera al estilo antiguo, lo que se decía creando "ambiente": "de petardo en petardo no te pone nadie y creo que las novilladas que he toreado este año no han sido fáciles". Se está hablando de Ángel Gómez. No lo pierdan de vista.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios