CINE

La reinvención de Hulk

  • Tras no estar de acuerdo con la versión que hizo Ang Lee del personaje verde, la Marvel cambia al equipo para hacer un film con menos filosofía y más acción

La factoría cinematográfica de la Marvel ha metido el acelerador y está mostrando la misma voracidad en cine que en los cómics, donde lleva años mandando. De aquí al 2020 se acumulan los proyectos que van a tener muy presentes los superhéroes en la pantalla. Cuando aún colea en la cartelera la versión de Iron Man llega un nuevo film con uno de los personajes más carismáticos de la factoría de Stan Lee, Hulk, en una curiosa reinvención, pues es tanto una secuela como una nueva versión del personaje que se pone verde al enfadarse.

Y es que el film que rodó hace cinco años por Ang Lee no convenció al estudio. Fue una obra más apreciada por la crítica que por el público, que no la refrendó en taquilla. El primer Hulk era una película sensible sobre la diferencia, muy en el estilo de su director, pero la Marvel no quería eso. La conclusión ha sido dar una barrida histórica y casi empezar de cero. Del equipo original no sobrevivió nadie, en especial los actores. Eric Bana, que tampoco tenía mucho interés en encasillarse, cedió el testigo a Edward Norton como Bruce Banner. Liv Tyler sustituye a Jennifer Connolly como Betty Ross y Sam Elliot pasa a ser William Hurt como el perseguidor general Ross. El villano de la función es Tim Roth, que se convierte en La Abominación, Némesis de Hulk.

Pero el rodaje de esta nueva versión no estuvo exento de problemas. Edward Norton, productor no acreditado, fue uno de los guionistas bajo el seudónimo de Edward Harrington. Él quería una cinta que estuviese más en la línea de Ang Lee, lírica y reflexiva, pero la Marvel no estaba por la labor. Quería todo lo contrario, más concreción y sobre todo exhibir más al monstruo verde y su brutal fuerza física. Como esto es lo que se impuso, Norton, que a su gran talento como actor une según parece un considerable ego, se irritó y se ha negado a promocionar la cinta. Pero el cambio más notorio, obviamente, es el de Ang Lee por el francés Louis Leterrier, alguien más joven y presumiblemente más manejable. Se ha hecho un cierto nombre con películas de acción pura y dura, como Danny the Dog y Transporter 2, lo que demuestra que buscaba el estudio con este nuevo Hulk. De hecho en los primeros minutos el monstruo verde ya aparece, aprovechando que no hace falta contar su historia, narrada en el film inicial.

La película nos presenta a Bruce Banner refugiado en Brasil e investigando como escapar de su monstruoso otro yo. Pero el ejército estadounidense le persigue implacablemente y da con él. Dos militares, el general Ross y Emil Blonsky lideran esta búsqueda, pero el segundo tiene un interés oculto, ya que quiere saber el secreto de la conversión de Hulk para hacer lo propio. Cuando lo consiga se convertirá en La Abominación, un nuevo monstruo imparable. Sólo Banner podrá frenarlo enfadándose y convirtiéndose en La Masa, que era como se llamaba en España el personaje antes de la anglosajonización de su nombre. El increíble Hulk busca así su ruta para espectaculares peleas, como la cumbre entre las dos gigantescas criaturas en las calles de Nueva York.

Esta nueva versión tiene dos golpes a tener en cuenta. Uno el cameo vocal de Lou Ferrigno, que hizo de Hulk en la televisión, que pone la voz a La Masa. En el film de Ang Lee hizo un pequeño papel como guiño a los espectadores. El segundo es más significativo cara a la evolución de la serie de superhéroes, ya que Tony Stark, más conocido como Iron Man, hace una pequeña aparición. Parece que el proyecto Vengador se acerca.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios