"La tradición ha sido un lastre para la conquista de la modernidad"

  • Bernardo Palomo ingresará hoy en la Academia con un discurso sobre el arte y sus intenciones

El crítico de arte Bernardo Palomo ayer tras la entrevista. El crítico de arte Bernardo Palomo ayer tras la entrevista.

El crítico de arte Bernardo Palomo ayer tras la entrevista. / vanesa lobo

Comentarios 2

"Entro en la Academia para que el arte contemporáneo esté muy presente y vivo en la ciudad y en todas las instituciones". Es el objetivo principal que se ha propuesto el crítico de arte Bernardo Palomo en su nombramiento como académico de número de la Academia San Dionisio. "Cuando hace seis año me nombraron académico correspondiente fue para mí un auténtico honor y, por supuesto, ahora, con este nuevo nombramiento, el honor se acrecienta hasta el infinito. Me siento tremendamente honrado y orgulloso y voy a tratar de estar a la altura de los que han confiado en mí", añade.

El discurso de ingreso del historiador del arte, que se celebrará hoy en la Academia, a las 20,30 horas, versará sobre 'El arte contemporáneo en Jerez. El peso de la tradición' (desde los 80 a la actualidad), un texto que no dejará indiferente. Si hace seis años Palomo centró su discurso en 'La forma de mirar las obras', ahora tratará el arte de Jerez "con una intención clara: explicar por qué el arte en Jerez no ha conseguido un estamento de modernidad total. Y creo que es por culpa de peso de la tradición. El arte realista, figurativo, en el sentido más inmovilista de la palabra, ha tenido mucho peso, algo que ha lastrado a los artistas a la hora de realizar su trabajo". Y comenta el historiador que la mayoría de las obras que se demandaban eran trabajos tradicionales, "los artistas tenían que comer y se ceñían casi todos a la demanda, por lo que el avance ha sido con pasos muy cortos". Unos pasos que se han ido dando por parte de los ciudadanos y de los propios artistas. "El pueblo está más informado y los nuevos artistas ya no se forman en los talleres de los ilustres de Jerez, sino que van a las facultades de Arte. Hay mayor conocimiento y menos anclaje. Los creadores van a ferias, exposiciones -algo que aquí no se daba-, leen... Pasos que muestran que hay un cierto interés por un arte diferente al que se practicaba no hace mucho en la ciudad de forma casi exclusiva".

A pesar de la situación, Palomo asegura que la cualidad del arte de Jerez es el gran dinamismo. "Probablemente no exista otro lugar en el mundo en el que haya más autores -que no artistas-, pero sí se hace arte, pintan fotografían, e incluso vuelve la olvidada escultura. Donde hay muchas cosas, pues algo bueno sale, pero la tradición ha sido un lastre para esa conquista de la modernidad". "El arte contemporáneo -concluye- debe estar muy presente en la Academia, probablemente la institución con más asiento en la ciudad, y así trataré que sea en forma de exposiciones, charlas, mesas redondas, presentación de catálogos...".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios