'Resonance'

almudena plaza

La buena educación

Las Como saber la mejor respuesta o indicación a dar a una niña de nueve años es una ardua tarea. Como se puede explicar a una niña de esa edad que es lo más correcto cuando vuelve a casa y en reiteradas ocasiones te explica con lágrimas en los ojos que ciertos niños de su clase se meten con ella y le propinan insultos y críticas en modo gratuito.

Ya no se puede decir un solamente "es que son niños y no saben lo que hacen", porque no Señor, a esa edad ya se sabe bien que es lo que está bien hecho y lo que no.

Me asusta ver que a esas ya no tan tiernas edades, ciertos seres humanos en potencia, ya hacen ver claros patrones de abuso sobre sus semejantes.

El buenísimo por el buenísimo no creo que sea la solución y tanto menos el dejar pasar la situación por alto. La sociedad sigue creando abusadores que se van forjando desde la infancia, para luego, llegados a la edad adulta, lleven al extremo y a la máxima expresión sus deficiencias y sus desequilibrios emocionales hacia sus parejas y hacia sus seres más cercanos.

Niños que crecen con una serie de datos y conocimientos educativos metidos a "cucharón" por el sistema escolar, pero que no son capaces de entender y asimilar el verdadero significado de la ética, el respeto a sus semejantes, la educación, la cordialidad, la compasión y los buenos modales.

Preferiría mil veces que tanto el sistema educativo, como el sistema familiar, promovieran realmente esos valores éticos y sociales a tanta obsesión en ciertas áreas que, digámoslo claramente, pasado poco tiempo después del examen, ya no nos volvemos a acordar durante el resto de nuestra vida.

Si queremos que el mundo y la sociedad cambien, hay que trabajar desde el origen, desde las edades más tempranas, cuando todavía hay esperanza de crear una sociedad ecuánime, justa y consciente.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios