PINTURA

El sueño surrealista de Delvaux

  • La Fundación Picasso Casa Natal acoge hasta el 27 de abril la primera antológica del artista belga en Andalucía, que reúne 80 obras en las que están presentes sus motivos más recurrentes, la mujer y la muerte.

Las fantasías que poblaron los sueño de un pintor han inundado de surrealismo la casa natal del que, sin duda, aportó más que inspiración a este movimiento pictórico, Pablo Picasso. La Fundación Casa Natal en Málaga abrió sus puertas el pasado 1 de febrero a la creación de Paul Delvaux (1897-1994), el artista belga que aglutinó distintas realidades estéticas en su largísima trayectoria pero que tradicionalmente ha sido incluido entre los surrealistas con la bendición de Paul Éluard y André Breton. Hasta el 27 de abril se podrá ver la primera antológica que se hace en Andalucía de este autor. En dos salas de exposiciones, las ubicadas en la plaza de la Merced, en los números 13 y 15, se han colgado 80 piezas en las que se muestran los motivos más recurrentes en el universo simbólico de Delvaux, la mujer y la muerte.

La exposición, organizada por la Fundación Picasso, la Fundación Carlos de Amberes, Caja Duero y la Fundación Málaga, se detiene en las distintas etapas del artista, desde los cuadros de corte impresionista de juventud hasta los manifiestamente aliados del inconsciente. En palabras de Lourdes Moreno, directora de la institución malagueña, esto demuestra que “Delvaux fue un surrealista heterodoxo, que mantuvo hasta el final una manera de trabajar deudora de su formación academicista y nunca abandonó el registro figurativo”.

La obra ha sido dividida en una decena de apartados y sus diferentes cronologías hacen que el espectador pueda ver distintos artistas en los pinceles de Paul Delvaux. Una marina tradicional convive a pocos metros con un esqueleto crucificado en clave mesiánica y establecen un diálogo que centra un recorrido que unen elementos comunes como los trenes, las mujeres y diversas representaciones de la muerte. La totalidad de los cuadros, procedentes de colecciones particulares de Madrid, Alicante, Bruselas y Luxemburgo, permiten calibrar una biografía completa del artista belga, en la que su pasión por Julio Verne y su doctor Lidenbrock ocupa toda una sección de la muestra.

Del Viaje al centro de la Tierra, el visitante pasa a un apartado dominado por sobrecogedoras piezas como Crucifixión y Las catacumbas. “Las figuras humanas siempre parecen autómatas en las obras del autor, carentes de voluntad, mientras que los esqueletos están dotados de vida”, explicó en la presentación de la muestra su comisaria Ángela Villaverde. El universo femenino, su conocimiento de las modas de la época y, a la vez, su predilección por el desnudo como utopía inalcanzable del hombre se destapa con Las mujeres galantes y en La maternidad aparece un Delvaux más tradicional.

Entre desnudos, bosques, trenes, burdeles, calaveras, templos, naturalezas y paisajes urbanos, la exposición del pintor belga habla de mundos que terminan y realidades a las que se pone fin sin remedio mientras muestra el rico imaginario de un hombre que siempre anduvo en un mundo tan personal como inconfundible. Paul Delvaux. La segunda realidad y Cuadernos de dibujo han logrado reunir óleos de gran formato, gouaches, tintas chinas, dibujos y acuarelas. Además, y con motivo de esta antológica, se ha publicado la primera monografía de Paul Delvaux en español. En este libro ocho especialistas en el arte del siglo XX se acercan a su obra en sus distintas facetas: Estrella de Diego, Delfín Rodríguez, Eduardo Arroyo, Carlos Pérez, Sergio Rubiro, Daniel Compère, María Dolores Vila y Sofía Rodríguez Bernis.

Fundación Picasso Casa Natal en la plaza de la Merced, 15 y en la Sala de Exposiciones de la plaza de la Merced, 13. Málaga. Hasta el 27 de abril. Horario: de lunes a domingos de 9.30 a 20.00 . www.fundacionpicasso.es. Precio 1 euro por persona.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios