Millonario y cruento asalto en Paraguay

  • Una banda de 50 criminales atraca con explosivos la sede de Prosegur en Ciudad del Este y roba 27 millones

Varios empleados de Prosegur intervienen en las labores de limpieza tras el atraco a la sede central de la compañía en Ciudad del Este (Paraguay). Varios empleados de Prosegur intervienen en las labores de limpieza tras el atraco a la sede central de la compañía en Ciudad del Este (Paraguay).

Varios empleados de Prosegur intervienen en las labores de limpieza tras el atraco a la sede central de la compañía en Ciudad del Este (Paraguay). / str

Ocho personas fueron detenidas en Brasil en relación con el espectacular robo del lunes en Ciudad del Este (Paraguay), informaron las autoridades brasileñas. Las fuerzas de seguridad decomisaron dos barcos y siete vehículos, así como seis fusiles y munición, detalló la Policía Federal en su balance sobre los enfrentamientos con varios asaltantes registrados en el estado de Paraná, cerca a la frontera con Paraguay.

La Policía había informado previamente de la muerte de tres de los presuntos atacantes que desfalcaron la sede de la empresa Prosegur en Ciudad del Este, en un robo calificado como el asalto del siglo en el país vecino. Las fuerzas brasileñas se enfrentaron horas después a tiros con un grupo de unas 12 personas en Itapulandia, a unos 70 kilómetros de Ciudad del Este.

La autoridades de Paraguay cifraron en unos 30 millones de dólares -alrededor de 27,5 millones de euros- el botín obtenido por un grupo de hasta 50 asaltantes, según las primeras investigaciones. Juan Cocci, ejecutivo de Prosegur, sostuvo que el montante era "sólo" de algo más de siete millones de euros.

Las autoridades paraguayas y brasileñas pusieron en marcha un fuerte dispositivo de seguridad en la región fronteriza. Se estima que los asaltantes, aparentemente de origen brasileño, se dividieron en grupos en su huida. El asalto, ocurrido en la madrugada del domingo al lunes, dio la vuelta al mundo por el despliegue de los atacantes. Los atracadores usaron armamento pesado y explosivos para destruir las paredes del local y acceder a los depósitos, mientras atacaban de forma simultánea la sede de la Policía local e incendiaban más de una docena de vehículos como táctica de distracción. Tras el atraco regaron también las calles con armas de púas para pinchar las ruedas de vehículos. Un policía murió en el asalto.

La sede de Prosegur quedó en ruinas. Las autoridades paraguayas señalaron que el violento asalto duró casi cuatro horas y lo atribuyeron al grupo criminal brasileño Primeiro Comando da Capital.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios