Retirada la demanda a los padres del joven que fue atropellado en La Rioja

  • El conductor, Tomás Delgado, que no se presentó al juicio, solicita que le abonen las costas del proceso por las "descalificaciones" que ha recibido · La Fiscalía investiga si reabre el caso por la vía penal

Comentarios 1

Tomás Delgado, el conductor que atropelló y mató a un joven en agosto de 2004 y que exigía a los padres del fallecido el importe de los daños de su vehículo, ha renunciado a la demanda al comienzo del juicio celebrado ayer en Haro (La Rioja).

El abogado del demandante, Santiago Jimeno, solicitó a la jueza que los padres de Enaitz Iriondo Trinidad abonen las costas del proceso judicial, por las "descalificaciones injuriantes y mancillantes" que han vertido en los medios de comunicación desde el pasado 10 de octubre contra Delgado, que no compareció en el juicio.

Por su parte, el letrado de los padres, Francisco Gómez Llorente, recordó a la jueza que al tratarse de un caso de desistimiento las costas las debería pagar el demandante, ya que fue él quien inició el procedimiento judicial.

Tras la breve vista oral, Antonio Iriondo y Rosa Trinidad, acompañados por su hija Garazi y otros familiares, salieron a los jardines de los juzgados de Haro, aplaudidos por unas 200 personas que acudieron a apoyarles y reclamados por decenas de periodistas. El accidente mortal ocurrió el 26 de agosto de 2004, cuando el joven de 17 años, natural de Durango (Vizcaya), regresaba en bicicleta al camping de Castañares de Rioja.

En marzo de 2006, el conductor, Tomás Delgado, de 43 años y vecino de Santo Domingo de la Calzada (La Rioja), reclamó a los padres de Enaitz 20.000 euros en concepto de los daños ocasionados a su vehículo, un Audi A-8, y por los gastos de alquiler de otro coche.

En declaraciones a los medios, Rosa Trinidad ha confiado en que se reabra el caso por la vía penal y ha asegurado que seguirán "luchando hasta conseguir que se juzgue a este individuo".

Según Trinidad, la familia cuenta con "todas las pruebas para demostrar que el atestado se hizo mal" y que la culpa no fue de su hijo, ya que el informe de la Guardia Civil sostiene que se saltó un stop y ellos aseguran que la colisión mortal se produjo por un atropello.

También se mostró aliviada de que el demandante no se presentara en el juicio, para evitar un mayor sufrimiento del que ya han padecido, sobre todo por su hija, que "es muy joven y la vida le ha dado un palo muy duro".

Antonio Iriondo indicó: "Aquí comienza todo, no sabemos de leyes y ahora serán los abogados los que decidan qué pasos hay que seguir". Además, añadió que "es una pena que un caso así tenga que marcar un precedente" y reconoció sentir "una emoción enorme" por el apoyo social recibido.

Iriondo también agradeció a los medios de comunicación su "sensibilidad" al tratar este asunto.

El abogado de los padres, Francisco Gómez Llorente, consideró que "el demandante pretendía algo más que una mera indemnización por los posibles perjuicios" sufridos en su vehículo.

A partir de este momento, analizarán "con calma" si emprenden alguna acción legal contra Tomás Delgado por posible perjuicio a la dignidad de los padres del joven fallecido.

Además, se encuentran a la espera de que concluya la investigación encargada por el fiscal superior de La Rioja, Juan Calparsoro, para decidir si el juez reabre el caso por la vía penal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios