fútbol El Xerez Club Deportivo vence al Salerm Puente Genil (1-0) / El Xerez Deportivo FC cae antel el UP Viso (1-0) / Victoria importantísima del Atlético Sanluqueño frente a la UB Lebrijana (0-1)

El fiscal eleva la pena para el acusado de matar a Svetlana al considerar que fue asesinato

  • La defensa asegura que "no ha quedado acreditado el maltrato habitual" y que los vecinos lo sitúan en el lugar de los hechos "porque lo vieron antes" en televisión.

El ministerio fiscal ha elevado en cuatro años la pena solicitada para el acusado de la muerte de la joven rusa Svetlana Orlova, que murió por un corte en el cuello en noviembre de 2007 tras acudir a un programa de televisión con su ex novio y negarse a retomar una relación con él. El fiscal ha modificado sus conclusiones provisionales y ha pasado de considerar los hechos como homicidio a darles entidad de asesinato al tener en cuenta al agravante de alevosía. Por su parte, en la segunda jornada de la vista, el acusado volvió a declararse inocente y la defensa asegura que "no ha quedado acreditado el maltrato habitual" y que los vecinos que aseguran haberle visto en el inmueble de la joven rusa lo reconocieron "porque lo vieron antes en los medios de comunicación". 

Con este aumento de la petición de condena, en sus conclusiones definitivas el fiscal solicita para el acusado un total de 20 años de prisión, 18 de ellos por un delito de asesinato y otros dos años de prisión por un delito de maltrato habitual. Durante sus conclusiones, el fiscal consideró que "hay pruebas bastantes" para considerar al acusado como autor de ambos delitos. Así, el cambio de considerar los hechos como un asesinato en lugar de homicidio, viene de añadir el agravante de alevosía sorpresiva a los hechos, puesto que consideró que la agresión "se inició en el ascensor", donde Svetlana "no pudo emprender la huida", y continuó "en el estrecho pasillo del portal", en el que "poca defensa le quedaba a la víctima para eludir la cuchillada". 

Asimismo, el ministerio fiscal consideró que "hay datos objetivos" que acreditan la existencia de maltrato habitual, como las declaraciones de la madre de la joven fallecida y de sus amigas, que durante la sesión de ayer apuntaron que Svetlana decía que era maltratada por el acusado. El fiscal apoya además la existencia de este delito de maltrato habitual en la declaración de una de las amigas y de su ex marido, que aseguraron que una de las veces que el acusado fue a ver a Svetlana y les dejaron hablando solos, la joven rusa apareció con la nariz sangrando y les contó que el procesado le había dado un cabezazo.

Sobre la afirmación de Ricardo Antonio N.R. en la que decía que la tarde de los hechos estuvo en su casa, el fiscal apuntó que "hay que valorar las declaraciones de los testigos que lo sitúan allí". Por su parte, la acusación particular solicitó un total de 20 años de prisión por un delito de asesinato y tres por otro de maltrato habitual.

Por su parte, el acusado utilizó su última palabra en el juicio que concede el tribunal para asegurar que es "inocente" de todo de lo que se le acusa. En este sentido, la defensa señaló que "no ha quedado acreditado el maltrato habitual, ni el control, ni el seguimiento" que, según las acusaciones, el procesado ejerció sobre Svetlana. Además, el letrado del acuso indicó que los vecinos que sitúan en el lugar de los hechos a Ricardo Antonio N.R. fue "porque lo vieron antes en los medios de comunicación". 

La estatura del acusado fue también un tema esgrimido por la defensa. Así, ésta destacó durante sus conclusiones que de la declaración de un testigo se desprende que el acusado no puede ser el autor de los hechos, puesto que éste dijo ver a una chica y a un chico de espaldas con un cuchillo en la mano, y que las dos personas eran de la misma altura entre sí y más bajas que él. Y es que, según la defensa, el testigo dijo medir 1,78 metros mientras que el acusado mide 1,82 metros. Además el abogado continuó argumentando que el día que murió Svetlana llevaba puesto calzado plano y que, por lo tanto, no mediría más de 1,66 metros.

La defensa afirmó también que "no ha quedado garantizada la autenticidad de las muestras recogidas puesto que el número de muestras que llegaron al laboratorio es inferior a las que recoge el acta de la Policía Científica de Alicante". Por todos estos argumentos, la defensa aseguró que su cliente no es el autor de los hechos, de los que "no existe autor conocido". Y para finalizar, destacó que el cuchillo con el que se produjo la agresión "no ha aparecido en toda la causa".

Ya fuera del edifico de la Audiencia Provincial de Alicante, tras esta segunda y última vista del juicio, la madre de Svetlana Orlova aseguró a los medios que "no importa que se declare inocente" porque Ricardo Antonio N.R. "es un asesino". Respecto a las posibles denuncias previas por maltrato, la madre aseguró que "no va a cambiar", y añadió que "confía en la justicia" para que el acusado "tenga lo que tenga que tener". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios