31 personas mueren y 12 sobreviven tras estrellarse un avión al norte de Siberia

  • El aparato se desplomó poco después de despegar y se apunta a un fallo del turbohélice

Un total de 31 personas murieron ayer al estrellarse un avión de pasajeros ATR-72 en el norte de Siberia, accidente al que sobrevivieron doce de sus ocupantes, todos ellos muy graves.

El aparato de la compañía aérea rusa UTair se estrelló sobre las 1.50 GMT, poco después de despegar del aeropuerto de Tiumén con destino a la ciudad de Surgut, informó el Ministerio de Rusia para Situaciones de Emergencia.

"El avión alcanzó a elevarse unos cien metros. Luego se perdió la comunicación. Por lo visto, el aparato tuvo problemas al despegar y los tripulantes intentaron realizar un aterrizaje de emergencia", dijo una fuente policial citada por al agencia Interfax.

A bordo del avión, un bimotor turbohélice de fabricación francesa, se hallaban un total de 43 personas -39 pasajeros y cuatro tripulantes-, según informó la compañía.

El Comité de Instrucción de Rusia (CI) indicó que sobre las causas del accidente hay varias hipótesis de trabajo: un fallo técnico, un error de los pilotos o de los servicios de tierra.

Sin embargo, el portavoz del CI, Vladimir Markin, señaló que la principal línea de investigación del siniestro se centra en un posible desperfecto técnico del turbohélice.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios