Cambio de planes para el consenso

  • Antonio Millán se ve obligado a aceptar la presidencia del club para evitar divergencias · Joaquín Bilbao será consejero

Cambio de planes en busca del consenso. Antonio Millán ha dado marcha atrás en su firme decisión, ha reconsiderado su postura ante las peticiones de todos los sectores del xerecismo y finalmente va a convertirse en presidente del Deportivo en cuanto se celebre la reunión pendiente del consejo de administración, una reunión que aún no tiene fecha.

 Millán aceptó entrar a formar parte del nuevo consejo como representante de Comujesa y también iba a desempeñar las funciones de secretario. Esas funciones las levará ahora a cabo una persona de su total confianza, Juan María Vaca Sánchez del Álamo.

Antonio Millán explicó ayer que "todavía no es oficial pero todo hace indicar que en la próxima reunión del consejo así se va a acordar. Para mí, no ha sido nada fácil la decisión, yo siempre me he querido desmarcar de ese cargo porque creía que hay personas más capacitadas, pero me lo han pedido desde todos los sectores y he tenido que rectificar. He recibido muchos apoyos y ¿por qué no lo voy a intentar?". 

"Mi única intención -matiza el catedrático- es la de ser un presidente para llevar a cabo la transición, estaré ahí seis o siete meses, hasta que se firme el convenio con los acreedores. He aceptado para evitar problemas, también había sectores que no estaban muy de acuerdo con Joaquín, una persona que tiene más carisma que yo para este tipo de cargos".

El profesor también advierte que "hay que tener en cuenta que la situación en la entidad es especial. Estamos ante un club concursado y nuestro margen de maniobra es menor", al tiempo que deja claro que "he puesto mis condiciones. Lo primero que necesito es una persona de mi confianza para que realice las funciones de secretario, algo que ya quería incluso  cuando sólo iba a ser consejero, también quiero una reunión mensual con la Plataforma para explicarles en todo momento cómo está la situación. Me gustan las cosas claras y el chocolate espeso. En el momento que mi presencia en el club no sea del agrado de la afición, me marcho. En cierto modo, les represento a ellos. Por último, todos saben también que los fines de semana yo no voy a poder viajar siempre con el equipo porque mis actividades laborales me lo impiden. Lo que sí haré será representar al club en la LFP y en la Federación, algo que siempre me ha atraído y que considero bastante interesante".

Bajo su punto de vista, el club a nivel deportivo "marcha de forma fenomenal, Viqueira ha trabajado de forma espectacular, los jugadores y los técnicos están rindiendo perfectamente y están respondiendo incluso por encima de lo que se les debe exigir", a nivel económico está "controlado también perfectamente por los administradores" y sólo "hay que mejorar a nivel institucional, en ese aspecto es en el que me quiero volcar para mejorar, en ese sentido queda un mundo por hacer".

Por su parte, Joaquín Bilbao aceptó de buen grado el cambio de planes y el nombramiento inminente de Antonio Millán como presidente xerecista y se deshizo en elogios hacia él: "Me parece una decisión muy acertada. Es más, fue en la primera persona en la que pensamos. Yo di el paso al frente porque no le veía decidido. Hemos tenido que convencerle y al final lo hemos logrado. Me parece perfecto su nombramiento y me alegro de haber puesto mi granito de arena. Sinceramente, estoy contento por él porque en el fondo le hace ilusión el cargo. A día de hoy, yo no me imagino un consejo de administración del Xerez sin la presencia del profesor".

El abogado jerezano recuerda que "Antonio estuvo conmigo trabajando cuando yo fui presidente, mi relación con él es muy fluida y cordial y sólo tengo para él palabras de agradecimiento. Estuvo a mi lado en todo momento y yo, desde el consejo, se lo devolveré de la mejor forma posible. Yo tengo claro que estaré en el consejo. Puede haber gente que no lo entienda pero creo que es una minoría".

En cuanto a la posible venta del club, se mostró contundente. "Sé que Joaquín Morales se está moviendo porque está loco por vender pero no tengo ni idea de los movimientos que está llevando a cabo y así se lo expliqué a él en uno de los contactos que tuvimos. Lo que sí que le he pedido por favor es que tenga mucho cuidado a la hora de elegir al comprador y que por favor, no nos deje otra 'herencia'. Las últimas experiencias han sido muy negativas, aquí llueve sobre mojado, y no queremos más empresarios como Luis Oliver, Gil Silgado o Souza. También le he comentado que si le llega una oferta de algún grupo de Jerez, siempre  y cuando sea firme, sería lo ideal".

La Plataforma 'Salvemos al Xerez' emitió un comunicado hace un par de semanas criticando duramente a Joaquín Bilbao y mostrando su desacuerdo con su posible nombramiento como presidente. El letrado jerezano no oculta que "me dolió muchísimo el comunicado, creo que fue muy duro y en él se fue injusto conmigo. Yo he hecho mucho por el Xerez y creo que de mi xerecismo no puede dudar nadie. Hablé con ellos, les expliqué mis argumentos, ellos me expusieron los suyos  y todo quedó aclarado. Estoy mucho más tranquilo pero siempre hay que tener en cuenta que, a veces, tú no marcas los tiempos en la vida".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios