Fútbol CD Alcalá 2 - Xerez CD 0

fútbol división de honor

Tamayo vuelve a ser Tamayo (3-1)

  • El Xerez DFC sufre para derrotar a un Estrella que le planta cara

  • El ariete azulino entra en la 2ª mitad con 0-1 y le da la vuelta al encuentro con dos goles en apenas dos minutos

El Xerez DFC tuvo que tirar de todo su arsenal ofensivo para sumar tres nuevos puntos en Chapín, para mantenerse como líder en solitario de la clasificación y para demostrar a sus rivales que la derrota del pasado fin de semana en Lebrija ante el Antoniano fue un simple accidente.

A los azulinos les tocó apretar el acelerador muy a fondo y echar mano de toda su calidad individual para terminar noqueando a un Estrella San Agustín que ha sido el mejor equipo que ha pasado Jerez hasta el momento. Terminó perdiendo por 3-1 pero mandó durante muchos minutos en el marcador y hasta que Álex Expósito y Javi Tamayo no coincidieron juntos en el campo no dobló la rodilla. Sacó máximo rendimiento a sus armas y cuando salía a la contra -especialmente con Guti y Toni- creaba peligro a un cuadro xerecista que casi nunca se sintió cómodo en un terreno de juego que deja mucho que desear. La hierba brilla ya por su ausencia y eso ayudaba a los descarados visitantes a hacerse aún más fuertes.

Javi Tamayo, que se ganó a pulso la pasada temporada convertirse en el ídolo de la afición, recuperó su mejor versión y fue el gran protagonista del choque. 'Chispa', en apenas dos minutos le dio la vuelta al marcador y dejó en nada el gol anotado por Horrillo a la media hora de juego. El ariete xerecista se reivindicó y calló bocas. Álex Expósito, que se estrenaba también, igualmente tuvo su protagonismo, al cerrar el marcador haciéndole un sombrerito a Llera.

Masegosa apostó por un once similar al que salió de inicio en Lebrija frente al Antoniano, con la vuelta de Lebrón al centro de la defensa junto a Adri, y de Bello al ataque. En la medular, sin los lesionados Adrián Martín y Bonomo, apostó por Regalí junto a Barba y Jorge Herrero, tampoco tenía mucho más.

Tras la primera derrota de la temporada, el equipo entró serio al partido y con ganas de abrir la lata cuanto antes. A los cuatro minutos, ya acarició el gol tras un saque de esquina y en el minuto 8 llegó una acción polémica. Un centro de Caballero lo remata Barba de cabeza al larguero, el rechace lo recoge Cuenca y marca. El árbitro concede el gol en primera instancia, los alcalareños reclaman mano y del delantero, el colegiado, tras consultar con su asistente, estima que el balón no había entrado totalmente en la portería y decreta bote neutral.

Al cuarto de hora, el Estrella, hasta ese momento ordenado atrás y realizando presión alta en el inicio de las jugadas del XDFC, se dejó ver en ataque. Un robo de balón de Guti permitió una triangulación con Toni que Jaime no llega a rematar bien. La réplica la puso Cuenca apenas dos minutos más tarde al rematar alto una falta botada por Caballero.

El cuadro de Carlos Conejero no le perdía la cara al partido y en el minuto 21, un balón largo de Lolo a la espalda de la defensa generó un mano a mano de Toni con el guardameta Camacho, que se quedó con la pelota al intentar el atacante meterle el balón entre las piernas.

Un Xerez DFC más previsible que de costumbre lo seguía intentado pero le era imposible al tener taponadas todas las vías. Jorge Herrero probó fortuna con un buen disparo desde la frontal que se le marchó alto (27').

El Estrella le sacó el máximo premio a la media hora en una jugada que se inició en un saque de banda con un pase desde la derecha de Guti al corazón del área que Horrillo remató con la cabeza de forma inapelable a la escuadra. Era el 0-1 superada la media hora de juego.

Tras el tanto, los visitantes tomaron oxígeno y el Xerez DFC lo intentaba por banda en acciones que casi todas terminaban en saques de esquina. Llera (35') le sacó un balón ajustado al palo a Bello y en la siguiente jugada, Camacho tuvo que salir del área para despejar un balón que dejaba a Toni en una inmejorable posición para haber hecho daño. La última opción del primer tiempo fue para Adri, que mandó el balón de volea fuera tras recoger un rechace en un córner.

El técnico azulino no veía nada claro el partido y en el descanso ya movió ficha buscando la igualada. Dejó en la caseta a Regalí y sacó a Álex Expósito, que tenía la oportunidad de estrenarse sólo dos días después de firmar, para meter pólvora arriba y poco después apostaba por Javi Tamayo, coreado por la grada, en lugar de Barba. Quemaba todas sus naves ante un rival que se vio sobrepasado por la calidad individual de los azulinos y que ya no tuvo otra opción que dar un paso atrás y replegar las velas desgastado por el esfuerzo.

A la hora de partido, el árbitro pasó por alto unas manos en el área del Estrella y en el 67', un centro de Bello para Cuenca, que entraba de segunda línea, no lo llega a tocar nadie. El balón se marchó rozando el palo.

En el 71' se desataba la alegría en Chapín. Un dos contra uno en banda de Sergio Iglesias y Caballero acabó con un centro de éste ultimo al área que remató a bote pronto Tamayo casi al borde del área pequeña.

Los más difícil estaba hecho, igualar el partido. Sólo dos minutos después, otra vez Tamayo volvía a hacer de las suyas. Caballero recoge un balón entre líneas y en dos toques dejó solo a Tamayo ante Llera. Marcó con un perfecto tiro cruzado.

Con el marcador a favor, ya todo fue más fácil. En el 77', Llera saca con el pie un balón de Expósito con el exterior para Caballero y en el 81', Guti tuvo el empate en una contra pero su disparo desde la frontal le salió flojo y lo atajó sin problemas Camacho.

El marcador lo cerró Álex Expósito, que aprovechó una dejada de Javi Tamayo para volver a batir al meta sevillano. 3-1 (88'). Esta vez, tocó sufrir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios