Balance del año agrario y expectativas para 2019

Luchar por los precios, prioridad del campo andaluz para el año nuevo

  • Lograr el equilibrio en la cadena alimentaria con retribuciones justas será el objetivo. Se quedó en el camino la Ley de Agricultura. Las agresiones de Estados Unidos y el Bréxit marcaron el año que acabó.

Manifestación del sector agrario contra los aranceles de Estados Unidos a la aceituna negra. Manifestación del sector agrario contra los aranceles de Estados Unidos a la aceituna negra.

Manifestación del sector agrario contra los aranceles de Estados Unidos a la aceituna negra.

El campo andaluz encara este año nuevo con el objetivo de que los productores puedan ocupar el lugar que les corresponde en la cadena alimentaria y lograr así unos precios más justos. De fondo se mantiene el trabajo incesante y de consenso para que Andalucía avance en la negociación del nuevo marco de la PAC y las amenazas en el comercio internacional, con la política norteamericana y el Bréxit. Se ha quedado atrás la Ley de Agricultura, que no cuenta con el respaldo de todos y se prevé que pase a “stand by” tras el resultado de las elecciones autonómicas, pues está pendiente de aprobación. Estos son algunos de los proyectos del sector agrario andaluz que, a continuación, hace balance al comienzo del nuevo año.

Para el presidente de Asaja-Andalucía, Ricardo Serra, el objetivo irrenunciable es ese equilibrio en la cadena alimentaria del que hablamos “para evitar los abusos y reducir la volatilidad de los precios de los productos agrarios”. Advierte que Asaja va a mantener la presión para conseguir que los agricultores y ganaderos reciban un precio justo por sus producciones y, en cualquier caso, que éste cubra siempre sus costes de producción. Recuerda Serra que a lo largo de todo el ejercicio se ha estado debatiendo en Bruselas, tanto en el Consejo como en el Parlamento Europeo la propuesta para luchar contra las prácticas comerciales abusivas en la cadena alimentaria. “Un asunto del que vamos a estar muy pendientes”, agrega.

El secretario general de COAG-Andalucía, Miguel López Sierra, coincide en dar prioridad a este tema. Explica que para COAG “ese reconocimiento a la calidad y diferenciación de los productos andaluces, hechos en un marco de seguridad alimentaria y que contribuyen de manera esencial a la salud pública, pasa por su correcta identificación y debe contribuir a consolidar precios por encima de los costes y a que el valor añadido de esos productos repercuta en el medio rural”. “Por eso -dice- es irrenunciable que haya transparencia en la cadena alimentaria y que el etiquetado sea claro, con mención obligatoria del origen”.

Ricardo Serra. Ricardo Serra.

Ricardo Serra.

En cuanto al desarrollo agrícola, Ricardo Serra recuerda que iniciamos 2018 con un ciclo de sequía que apuntaba ya para cinco años, pero a partir de marzo, llegaron las lluvias y la situación dio un giro de 180 grados, hasta el punto de que el año hidrológico se ha cerrado con una pluviometría superior a la media, lo que ha permitido recuperar la normalidad en los embalses.

Coincide también con el resto de los entrevistados en subrayar que como consecuencia de la meteorología, el ejercicio ha estado marcado por los retrasos: retraso en la maduración de los frutos, retraso e interrupción en las principales recolecciones como arroz, algodón, aceituna de mesa o cítricos y retraso en las siembras de invierno.

Explica Ricardo Serra que las relaciones comerciales internacionales constituyen un foco agravado de conflictos y subraya la imposición de aranceles a la exportación de aceituna negra española a EE.UU. Pero no se olvida de los problemas que hay con la entrada en estos días de arroz índica procedente de Camboya y Myanmar, “con opciones de frenar si finalmente se aprueba la cláusula de salvaguarda que lleva varias campañas defendiendo Asaja”. Y añade la entrada masiva de la naranja procedente de Sudáfrica, “que continúa llegando a los mercados europeos cuando ya se están recolectando nuestras variedades tempranas, con lo que además de poner en grave riesgo la sanidad vegetal de las plantaciones europeas, hunde los precios de los cítricos españoles”.

Asaja-Sevilla cumplió 40 años

Y destaca Ricardo Serra la celebración del 40 aniversario de la constitución de Asaja-Sevilla, la primera organización agraria que se constituyó en España, “una efeméride -dice- que nos llena de orgullo y que conmemora la unión de los agricultores y ganaderos en una organización sólida, comprometida con el progreso de la agricultura y la ganadería, y fiel a sus principios de independencia, profesionalidad, reivindicación y diálogo”.

Miguel López Sierra Miguel López Sierra

Miguel López Sierra

Para el secretario general de COAG-Andalucía en este año que estrenamos “hay que dar un giro hacia una producción más sostenible y de calidad, con el reconocimiento de los profesionales y de la función que tiene el sector agrario, como garante de la producción de alimentos de calidad y con seguridad”.

Lamenta que la Ley de Agricultura quede pendiente. “Para COAG -explica- es necesario que exista una norma que establezca, por ley, objetivos como el fomento del relevo generacional, la mejora de las estructuras, la ordenación de los recursos y la comercialización de los productos agrarios, situando en el centro de las políticas públicas al agricultor y al ganadero profesional, que tienen en la actividad agraria su medio fundamental de vida”.

Jaime Martínez-Conradi Álamo. Jaime Martínez-Conradi Álamo.

Jaime Martínez-Conradi Álamo.

El director de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía, Jaime Martínez-Conradi Álamo pide para este año un mayor diálogo y unión entre las cooperativas. “Cuando una Administración apoya financieramente este tipo de procesos, no nos podemos permitir que no se cubra el cien por cien del presupuesto, como así ha ocurrido”, lamenta.

Se felicita por la consolidación del cooperativismo agroalimentario a nivel internacional. “Las exportaciones agroalimentarias andaluzas -agrega- han demostrado que son uno de los motores de la economía regional y nacional, donde destacan sectores como las frutas y hortalizas o el olivar, en los que el modelo cooperativo es especialmente fuerte”.

Dice que 2018 también “nos ha dejado clara la unión que existe entre la Administración y el sector en torno a cuestiones importantes y trascendentales como la PAC, con la firma, el pasado mes de septiembre, de la declaración institucional para la defensa de la mejor reforma para Andalucía”.

José Manuel Cepeda. José Manuel Cepeda.

José Manuel Cepeda.

Para el presidente de Feragua la prioridad para este año, a nivel autonómico, es que se modifique la normativa de ayudas al regadío, para facilitar la modernización del regadío andaluz, “tremendamente condicionada por una normativa compleja y arbitraria, que no permite modernizar a gran parte del regadío andaluz, muy especialmente donde más recursos hídricos y energéticos se puede ahorrar”, explica. Y en este sentido, señala como “prioritario y crucial afrontar de una vez el gran proyecto de modernización del arroz”.“Me hubiera gustado -agrega- ver iniciado el proyecto de modernización del arroz, pero la realidad es que ni siquiera hay fecha para el mismo”.

Repasando lo que quedó sin hacer el año pasado, Cepeda recuerda que no concluyó la inscripción en el Registro de Agua de las zonas regables de origen estatal, “que siguen tramitándose con pasmosa lentitud, ante los continuos impedimentos del actual Ministerio para la Transición Ecológica, que no quiere reconocer el derecho concesional existente de estos aprovechamientos, promovidos por el propio Estado a lo largo del siglo XX, pero que ahora, de forma increíble el Miteco no los quiere reconocer”. “El derecho concesional para nosotros está muy claro y llegaremos hasta las últimas instancias judiciales para defenderlo”, asevera.

Por contra, Cepeda se felicita por la aprobación del Trasvase del Condado, la suspensión del impuesto a la generación eléctrica y el impulso a las energías renovables en el regadío. Y a nivel corporativo, subraya el aumento de asociados a Feragua.

Álvaro Barrera Álvaro Barrera

Álvaro Barrera

Para el presidente de Ecovalia, Álvaro Barrera, el objetivo irrenunciable para este año “es un posicionamiento indiscutible de las prácticas culturales de la producción ecológica en la próxima PAC”.

Está satisfecho por la marcha del sector ecológico: “El balance es muy positivo; el consumo nacional de alimentos ecológicos está aumentando y además sigue creciendo la profesionalización de nuestro sector y prueba de ello será la celebración en el próximo año de la I Feria Ibérica dirigida al sector profesional, Organic Food Iberia”.

Del año que terminó destaca que España está entre los 10 primeros países a nivel mundial con mayor valor de mercado generado por el consumo eco “y eso es motivo de orgullo”.

No obstante reclama a la Administración que ponga en marcha medidas más contundentes que fortalezcan a la producción ecológica. “Debemos mantener -dice- el papel de liderazgo que ahora ostentamos y, para ello, vamos a necesitar consolidar el mercado interno, por ejemplo, a través de la compra pública”.

Rodrigo Sánchez Haro Rodrigo Sánchez Haro

Rodrigo Sánchez Haro

El consejero de Agricultura en funciones, Rodrigo Sánchez de Haro, apuesta por que Andalucía se mantenga firme en la defensa de una Política Agrícola Común (PAC) fuerte “y con un presupuesto suficiente”. “Así lo hemos defendido desde Andalucía -señala-, con unos deberes hechos que tienen su reflejo en la declaración institucional respaldada por todas las organizaciones agrarias representativas (Asaja, COAG y UPA) y por la Federación de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía y ratificada luego, con el acuerdo unánime de todas las fuerzas políticas, en el Parlamento de Andalucía”.

Del trabajo realizado destaca que “ha sido también un año en el que nos hemos afianzando como vanguardia en lo que se refiere a la digitalización y modernización del campo” y recuerda que Andalucía coordina un partenariado temático sobre Trazabilidad y Big Data en la cadena de valor agroalimentaria, en el que participan 20 regiones y más de 750 agentes de los sectores agro y TIC europeos, así como el lanzamiento del Digital Innovation Hub (DIH) Andalucía-Agrotech.

La Ley que no salió

La espinita que se le queda clavada al consejero saliente es la Ley de Agricultura y Ganadería de Andalucía. “Nos hemos quedado a las puertas tras un largo y arduo trabajo”, se lamenta.Pero Sánchez de Haro se va satisfecho pues explica que “hemos estado a la altura, con ayudas, con actuaciones inmediatas, apoyando el aseguramiento agrario con más fondos, que han crecido un 62% con respecto a 2017 y con la aprobación de un Plan Renove dotado con 100 millones de euros para la modernización de los invernaderos.

Entre otras políticas, el consejero en funciones destaca que “hemos dado pasos reales para reforzar y reconocer el papel de las mujeres y habilitado recursos al servicio de la renovación del campo, con 198 millones de euros para la instalación de más de 3.200 jóvenes”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios