Andalucía

El Gobierno se compromete a estudiar el adelanto del toque de queda que pedían las autonomías

  • Salvador Illa insiste en que las medidas a disposición de las regiones son suficientes para atajar la tercera ola

Juanma Moreno, en San Telmo entre Carolina Darias y Salvador Illa. Juanma Moreno, en San Telmo entre Carolina Darias y Salvador Illa.

Juanma Moreno, en San Telmo entre Carolina Darias y Salvador Illa. / M. G.

El Gobierno no tuerce el brazo y, por el momento, no habrá posibilidad de adelantar el toque de queda, como pedían varias comunidades autónomas. Todavía no se ha tomado una decisión definitiva en el Consejo Interterritorial de Salud que se ha celebrado este miércoles en Sevilla. Tras la reunión, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha asegurado que el Ejecutivo central "estudiará" la petición de comunidades como Andalucía, que también aspiraba a recibir el aval para poder confinar a la población de las localidades donde la incidencia acumulada del Covid-19 supere los 1.000 casos por 100.000 habitantes. 

No será posible, por el momento. Ni el viaje de Illa y Carolina Darias, ministra de Política Territorial, al palacio de San Telmo, sede de la Presidencia de la Junta, ha servido para atender ya a las comunidades que solicitaban más herramientas jurídicas para parar la expansión del virus. La tesis de Illa es que las medidas a disposición de los gobiernos autonómicos son suficientes para atajar esta tercera ola, como ocurrió con la segunda. Y, además, el político catalán ha reconocido que existe la posibilidad de que la ampliación del toque de queda concentre los movimientos de la población en otras franjas horarias y acabe siendo perjudicial. "Muchas veces lo que queremos es que la movilidad se espacie", ha añadido el ministro.

"Son días complicados y lo van a seguir siendo", ha admitido el ministro de Sanidad antes de defender que ya se han tomado medidas muy drásticas. Ha puesto como ejemplo el cierre de la hostelería que ha decretado el Gobierno de La Rioja, pero también ha recordado que el efecto de las medidas tarda varios días en reflejarse en los datos de incidencia, hospitalizaciones y fallecimientos. "No se trata de añadir muchas medidas de golpe, sino de aplicarlas bien y esperar que den resultado", ha zanjado Illa, que ha recordado que el actual marco legal "ha servido ya para doblegar una curva" en referencia a la segunda ola.

También ha negado las elecciones catalanas, aplazadas ahora para mayo, haya influido en la resistencia del Gobierno a abrir la mano con las peticiones de las comunidades. Tampoco, ha dicho Illa, tiene que ver con la necesidad de aprobar cualquier cambio del decreto del estado de alarma en el Congreso y la debilidad parlamentaria del Ejecutivo central. Las dudas sobre la postura del PP en esta votación planean sobre la decisión del Ministerio de Sanidad, ya que mientras en Andalucía los populares apoyan la ampliación del toque de queda, en Madrid Isabel Díaz Ayuso ha rechazado cualquier posibilidad de aplicarlo. "Para arruinar a la hostelería, conmigo que no cuenten", ha dicho la dirigente popular recientemente. 

Cuando Illa habla del "arsenal de medidas" con las que cuentan las regiones se refiere, por ejemplo, a la posibilidad de cerrar la actividad no esencial durante las 24 horas, que la Junta decreta donde se supera esa tasa de 1.000 contagios; o al confinamiento perimetral, vigente en Andalucía en los 326 municipios donde la incidencia es superior a los 500 infectados en los últimos 14 días. El propio Jesús Aguirre, consejero de Salud, que ha comparecido con Illa y Darias ha recordado que en 141 municipios la Junta ya aplica el máximo de competencias con ese cierre de actividad. 

Aguirre ha defendido que es necesario "ampliar" el marco de competencias para hacer efectiva la "cogobernanza" que defiende el Gobierno central. Según el titular andaluz de Salud, la mayoría de comunidades le ha reclamado a los ministros la posibilidad de ampliar el toque de queda. Justo después, Carolina Darias ha defendido al Consejo Interterritorial de Salud como ejemplo de esa cogobernanza, aunque no ha hecho alusión a la petición de ampliar las medidas expresadas por muchos de los consejeros. Salvador Illa, por su parte, ha asegurado que "la cogobernanza funciona" y ha asegurado que "seguirá discutiendo" con los consejeros autonómicos para aprobar nuevas medidas en caso de que se alcance el contexto.

"Hay que propiciar que la tercera ola con la mayor brevedad", ha incidido el político cordobés, que ha defendido la aplicación de "cirugía de precisión" de restricciones más duras donde sea "estrictamente necesario". "Si el Gobierno decide darnos la gestión de todas las competencias, debemos contar con todas las herramientas", ha reclamado Aguirre en la comparecencia conjunta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios