Andalucía

La falta de acuerdo en la oposición otorga al PSOE la presidencia de la comisión de la Faffe

  • La diputada socialista Marisa Bustinduy dirigirá los trabajos de la investigación parlamentaria

Marisa Bustinduy. Marisa Bustinduy.

Marisa Bustinduy. / Juan Carlos Muñoz (Sevilla)

Comentarios 11

El PSOE controlará los trabajos de la comisión de investigación sobre el funcionamiento de la Faffe, la extinta Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo. Será la diputada malagueña Marisa Bustinduy quien presida el órgano parlamentario después de lograr la mayoría simple en la sesión constitutiva gracias a los votos de su partido y, sobre todo, a la imposibilidad de que la oposición alcance un acuerdo. 

Las irregularidades Faffe vuelven a los pasillos del antiguo Hospital de las Cinco después de conocerse que su ex director gerente, Fernando Villén, gastó más de 15.000 euros de dinero público en un prostíbulo de Sevilla con una de las dos tarjetas de créditos asociadas a su puesto. Por esta revelación, confirmada por el consejero de Empleo, Javier Carnero, y por otro 23.000 euros más gastados con otra tarjeta, Villén tendrá que declarar ante el juzgado de María Núñez Bolaños el próximo 11 de octubre.

Será una ex compañera suya -Villén formó parte de la Ejecutiva del PSOE- quien se encargue de dirigir el futuro de una comisión que ve su supervivencia amenazada por el posible adelanto electoral, aunque, en el mejor de los casos, durará sólo cuatro meses. Las elecciones serán, como muy tarde, en marzo, lo que hace necesaria la disolución de la Cámara en enero. 

La presidencia socialista de esta comisión ha sido un varapalo para toda la oposición, pero la responsabilidad última del puesto de Marisa Bustinduy es de los cuatro grupos que no han sido capaces de alcanzar un acuerdo. El PSOE ha propuesto a la diputada malagueña, que ya participó en la comisión de investigación de los cursos de formación, mientras que el PP ha hecho lo propio con Jaime Raynaud y Podemos con Carmen Lizárraga

El PSOE aprovecha el desacuerdo de la oposición

La candidatura de Bustinduy ha salido adelante con los votos del PSOE, ya que sólo era necesaria la mayoría simple. El resto de candidatos han quedado desestimados, toda vez que PSOE, PP y Podemos se han votado a sí mismos, IU se ha alineado con Podemos y Ciudadanos se ha abstenido. 

La victoria de los socialistas en la votación responde a la imposibilidad de que la oposición llegue a un acuerdo que hasta el miércoles parecía seguro. El PP, como proponente de la iniciativa, anunció el miércoles su voluntad de liderar la investigación parlamentaria. El mismo día, Esperanza Gómez, portavoz adjunta de Podemos, reconoció que sería lógico que los populares presidieran la comisión, por ser los impulsores de la misma. 

Esta mañana, la coordinadora andaluza de Podemos, Teresa Rodríguez, ha anunciado que los morados, con el apoyo del IU, pugnarían por la presidencia de la comisión, en un cambio de postura que en Podemos explican de forma muy ilustrativa. "En el PP han roto discos duros", han señalado fuentes de la formación morada en referencia al caso Gürtel, donde el PP figura como "beneficiario" de la trama corrupta.

La postura de Ciudadanos también resulta llamativa, puesto que el líder naranja, Juan Marín, anunció hace semanas su voluntad de que José Antonio Funes, diputado por Granada, fuera quien presidiera la comisión de investigación. Finalmente, no han presentado candidatura a presidir la comisión.Tras la ruptura del pacto de investidura, el partido de Marín no tiene ya el apoyo del PSOE que le permitió dirigir la comisión de investigación y sus relaciones con el resto de partidos dela oposición no son tan fructíferas.

Los naranjas consideran que PP y PSOE no están legitimados para presidir una comisión de investigación que aborda una posible corrupción en el seno de la Junta, pero como ha dicho Marta Bosquet, el veto se extiende a Podemos, porque en la investigación parlamentaria de los cursos de formación "se fueron a la feria". En el, mientras tanto, creen que la falta de apoyo a su candidato responde a un acuerdo entre PSOE y Podemos auspiciado por "Pedro y Pablo" desde Madrid. 

El resultado de estos vetos cruzados y de la falta de negociación es una presidencia del PSOE que, según ha anunciado la propia Marisa Bustinduy, pretende programar la segunda reunión de la comisión para la semana próxima. Mientras tanto, la oposición insiste en que "el zorro guarda las gallinas" y en que "la comisión nace muerta" por culpa de una presidencia del PSOE hecha posible por su incapacidad para negociar. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios