Andalucía

Sánchez de Puerta asegura que el auto se basa en "suposiciones"

  • El letrado insiste en que José Bretón "niega" que planease la desaparición de sus hijos con un mes de antelación y que visitase la finca la mañana de la desaparición.

El abogado de José Bretón, José María Sánchez de Puerta, aseguró ayer que el auto de procesamiento contra su cliente dictado por el juez instructor del caso de los niños desaparecidos, José Luis Rodríguez Lainz, se basa "mucho" en suposiciones "muy difíciles de demostrar". El letrado incluso no dudó en afirmar que el documento está "cogido por alfileres", al tiempo que señaló que su defendido considera "incomprensible" que se den "como hechos ciertos unas cosas que son totalmente falsas" y que "no pueden ser demostradas ni demostrables".

Sánchez de Puerta hizo estas declaraciones a las puertas del centro penitenciario de Alcolea después de visitar a José Bretón durante más de una y media con el fin de analizar al detalle los argumentos que el juez expone en el auto y por los que lo acusa de la presunta comisión de dos delitos de detención ilegal y un delito de simulación de delito. El letrado insistió en que su cliente le ha negado con rotundidad diversas puntos del auto "que se tendrán que demostrarse en el momento de la celebración del juicio". En este sentido, Sánchez de Puerta desmintió que José Bretón, que se encuentra interno en prisión desde el pasado 21 de octubre, planease durante un mes la desaparición de sus hijos, ya que explicó que sus visitas a la finca de Las Quemadillas tenían como único fin realizar labores agrícolas. "La mayoría de las visitas las realizó junto a sus padres y es falso que pasara allí varias noches", aseguró el letrado. No obstante, el juez instructor detalla en el auto de procesamiento que desde el 15 de septiembre -fecha en la que Ruth Ortiz decide poner fin a su relación matrimonial- y hasta el día de la desaparición Bretón acude a la parcelal menos en 11 ocasiones, llegando a pasar noches enteras "estudiando y dando cumplimiento a su plan establecido".

El auto también deja abierta la posibilidad de que Bretón contara con la ayuda de una tercera persona para hacer desaparecer a Ruth y José, de seis y dos años, aunque el letrado insistió en que esta posibilidad "habrá que demostrarla y primero hay que localizar a esa persona" para que se pueda creer. Rodríguez Lainz explica en su auto de procesamiento que el 8 de octubre, en el que desaparecieron los menores, poco después de las 10:50, Bretón llegó a la finca de Las Quemadillas, aparcó el coche de su hermana frente al portón y salió "aparentemente junto a otra persona cuya identidad no ha podido ser determinada". El juez añade que permaneció en la zona hasta las 11:14, mientras que la otra persona que al parecer se bajó del coche de Bretón, "no vuelve a subirse al vehículo" cuando el procesado regresa a casa de su hermana Catalina, donde estaban sus hijos. Bretón también le negó a su letrado que mantuviera una conversación con un amigo policía al que, según el auto, días antes de la desaparición le preguntó sobre la seguridad de la Ciudad de los Niños.

El letrado también insistió en que la madre de José Bretón, Antonia, ha contado ante la Policía como ante el juez "todo lo que sabe" al tiempo en que insistió que la abuela de los niños "es otra víctima más". "No obstante, señaló que "si intenta ayudar a su hijo, lo considero muy humano y normal". Además, aseguró que la familia de Bretón no va a entrar en estos momentos en "más polémicas" con las acusaciones de la familia materna, aunque, "cuando termine todo esto ya se verá".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios