Andalucía

Secuestra a dos personas para cobrar una deuda de 30 euros

  • Un vecino de Motril retiene de manera ilegal y amenaza a dos hombres a los que obligó a acudir al cajero automático

El Grupo de Policía Judicial de la Comisaría de la Policía Nacional de Motril detuvo el pasado día 5 de noviembre a un ciudadano de nacionalidad rumana y vecino de la localidad costera por su presunta participación en dos delitos de detención ilegal y robo con violencia e intimidación motivada por una escueta deuda de 30 euros.

La investigación de los hechos se inició tras una llamada telefónica a la Sala Operativa del 091 en la que una mujer decía que un amigo suyo le había contado que esa noche había estado en un piso con unos ciudadanos de origen rumano y le tuvieron retenido junto con otro hombre. Asimismo, informó de que la persona que les tenía retenido le había robado.

Ante esta llamada se localizó a una de las víctimas de los delitos y este indicó a la Policía el piso en el que estuvo retenido. Tras contactar con el propietario del mismo se realizó una inspección en el inmueble comprobando cómo en la escayola junto a la puerta había una serie de cuchilladas, que según la víctima las había realizado el propietario de la vivienda esa noche para amenazarles mientras estaban retenidos.

Según la investigación realizada por los policías, se pudo comprobar que los dos hombres esa noche fueron a la vivienda del finalmente detenido y tras tomar café se inició una discusión por una deuda de treinta euros que una de las víctimas, de nacionalidad rumana, tenía con el propietario de la vivienda y dado que este no le podía pagar, la otra víctima, de nacionalidad española, le dio cuarenta euros que llevaba, tras lo cual el detenido le registró la cartera y le cogió la tarjeta de crédito.

Tras apoderarse de la tarjeta el autor de los hechos obligó a su compatriota a que fuera a sacar dinero al cajero, bajo la amenaza de que si no regresaba mataría a la otra víctima. Como quiera que no pudo conseguir su objetivo, este individuo regresó a la vivienda sin el dinero, por lo que el autor de los hechos le dio la tarjeta a su propietario exigiéndole que fuera al cajero a sacar dinero y que si no regresaba mataría a la otra persona retenida.

Esta persona tras abandonar la casa se refugió en la vivienda de su amiga, que fue la persona que alertó a la sala Operativa del 091 sobre lo sucedido.

El detenido junto con el atestado policial fue puesto a disposición del juzgado de instrucción de guardia de los de Motril.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios