Caso Umax

La juez archiva una denuncia contra Javier Guerrero por dos facturas de Umax

  • La Audiencia de Sevilla ordenó investigar estas dos facturas, por importe de 1,4 millones, en la sentencia que condenó al ex director de Trabajo por los contratos fantasmas con esta consultora.

El ex director de Trabajo Javier Guerrero, fallecido en octubre pasado. El ex director de Trabajo Javier Guerrero, fallecido en octubre pasado.

El ex director de Trabajo Javier Guerrero, fallecido en octubre pasado. / D. S.

La juez ha archivado la investigación contra el ex director general de Trabajo Javier Guerrero, fallecido en octubre pasado, y contra el dueño de la empresa Umax Informática y Consultoría, en relación con el supuesto impago de dos facturas por importe de 1,4 millones de euros y que fueron aportadas por la ex asesora de Empleo María José Rofa en su declaración en el juicio por los contratos fantasma de la Junta con esta entidad. 

Los hechos investigados se remontan a enero de 2019, cuando la ex asesora de Empleo María José Rofa declaró como testigo en el juicio de Umax y aseguró que había tenido conocimiento del impago a Umax por los servicios cuando, según ella, el responsable de relaciones institucionales de La Caixa le comentó por correo electrónico la existencia de dos facturas del año 2007 -por importes de 1.106.976,02 euros y  281.563,36 euros- que habían sido endosadas a nombre de la empresa y que aparecían como impagadas por la Consejería de Empleo.

En la sentencia por el caso Umax, la Sección Tercera de la Audiencia de Sevilla acordó deducir testimonio de las facturas y correos electrónicos aportados por la testigo y remitirlo a la Fiscalía “por si los hechos a los que se refieren pudieran integrar un supuesto delito”, lo que derivó en la investigación que ahora ha sido archivada.

En el auto, la juez recuerda que se tomó declaración como investigados a Guerrero y al dueño de Umax, y además se requirió información a la entidad bancaria sobre etas facturas. De estas pesquisas, la instructora concluye que "no aparece debidamente justificada la perpetración del delito que ha dado motivo a la formación de la causa -delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos y falsedad documental- pues este procedimiento se origina en una sentencia de condena que ya se dicta por la Sección Tercera de la Audiencia por delitos continuados de prevaricación, malversación de caudales públicos y falsedad documental, y habiendo igualmente acaecido como circunstancias sobrevenidas el fallecimiento del señor Guerrero Benítez".

Además, la juez considera que si bien Guerrero pudo tener una intervención relevante a efectos de mantener que los servicios facturados por Umax "se habían prestado efectivamente a la Dirección General de Trabajo y Seguridad Social", a ello hay que añadir la información facilitada por al entidad bancaria, que "pudiera haber resultado perjudicada por el propósito defraudatorio sustentado en unas facturas ficticias" y que, sin embargo, ha informado de que no ha reclamado estas facturas "al haber compensado con la entidad Umax el importe resultante del descuento fallido de las mismas", es decir, que se devolvieron, por lo que "se elimina la posibilidad de que se hubiese generado quebranto para el erario público".

Por todo ello, se acuerda el sobreseimiento provisional y archivo de las actuaciones. El abogado Rafael Ramírez-García del Junco, que defendió a Guerrero y ahora representa a los familiares del ex alto cargo, ha mostrado su satisfacción por la decisión de la instructora, que refleja cómo "Javier Guerrero sigue demostrando su inocencia tras su fallecimiento".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios